#OpiniónA boca de jarro

6 357

Andrés Manuel López Obrador es el nuevo presidente electo de México… ¡Vamos México! hoy eres punta de lanza de la revolución rezagada, para los que más precisan de un presidente que sienta, piense y se juegue por y para las mayorías hambreadas y excluidas, por los crímenes replicados en tierra azteca contra estudiantes, periodistas y todo aquel que no se asimilaba al sistema genocida del anterior gobierno. ¡Viva México!, y que no quede todo en falsas promesas de campaña.

Conocida la noticia, de inmediato Macri, en su habitual estilo de especulador profesional, lo invita a una Argentina neoliberal y financiera que de espaldas al pueblo gobierna degradando y violentado al ciudadano argentino, tan tímido y cándido en su resistencia a los atropellos del gobierno espantoso de financistas de mesa de dinero off shore ¿Qué desea Macri, dialogar con López Obrador? ¿Lo haría en términos de posverdad?

La verdad le debe importar a todos, así nos educaron e instruyeron, en colegios, universidades, incluso en las sacrosantas e infectas familias, que a ‘viva voz’ pontificaban: “La verdad se antepone a todo”. Bien, no fue, no es así, lo saben todos y todos colaboran con la perpetuación del fraude, de la estafa; creo que por temor, desidia o simplemente porque la mentira de ninguna verdad impuso criterio, sobre todo en este milenio de las grande muertes, hay que seguir mintiendo, sin pudor, sin ningún tipo de piedad hacia la verdad, hoy, en ‘terapia intensiva’.

Si decir la verdad deviene en ser excluido del sistema, incluso que tú vida peligre, que te censuren, que no cesen de decirte a viva voz “no puedes ir por ahí diciendo verdades”, se impone preguntarse entonces: ¿la mentira es la norma y regla de relación? Te conviertes

en el “gran campeón”, mintiendo, falseando, simulando, ¿qué significa decir la verdad a medias? Sin dudas, sin ser gran visionario llegamos a tener la certeza -quienes somos verdaderos y libres, que caminamos a ‘contramano’ del decir y acontecer de este milenio- se impone ser hipócrita, mentiroso, en una celebrity total y absoluta del imperio de la ‘farsa’, un horizonte pintado a mano al que todos aspiran arribar, sin demasiado esfuerzo, sólo vendiendo fáusticamente su ser, es la tendencia que predomina hoy en el mundo, o ¿me equivoco? Quizás estoy fuera de tiempo y espacio, pero no duden que el fin de fiesta está asegurado para todos.

Si no se lleva a cabo una modificación de rumbo, no me hablen ya de legalidad, justicia, ética, etc… sabemos quién es quién en el mundo de la farsa, qué rol desempeña y cuántas víctimas se cobra…al menos lo presentimos, no vivimos para ‘bancar’ parásitos recién llegados, sin trayectoria, seres abyectos, que han negociado con gobiernos de todo tipo y color en medios, lanzando mentiras, difamaciones, groserías e insultos, día a día… no vivimos para soportar que nos arranquen los derechos, no vivimos para ser esclavos de tendencias que se elevan sobre el origen, si no me equivoco era, vivir en libertad, verdad e igualdad. Conozco a gente de todos los denominados estadios sociales, como se clasifica a los “animales de la granja” (Orwell dixit) y la diferencia hoy radica en el “tener”, el “ser” ya no tiene espacio en esta tierra.

El discurso de la verdad debe ser velado a los ojos de los ciudadanos por las corporaciones económico mediáticas, de opinión excluyente y monolítica, al servicio del pensamiento único, en el que la libertad de expresión brilla por su ausencia en el planeta virtual del simulacro, es asustadiza, huidiza y sobre todo, un “refugio de la mentira elevada a símbolo”.

Día a día escucho las mentiras de gobernantes, que cual conductores de programa de TV, lanzan proclamas cargadas del peor humor ‘noir’, que tiene como blanco al ciudadano común, que los ha votado. Y la estafa sigue de todos modos, han ganada la guerra y, los poseedores del conocimiento, vencidos, pero con la dignidad intacta, desactivados en su capacidad de argumentar públicamente, cual instancia lúdica, con estos bestiales funcionarios, ignorantes y con neurona en función de repetir lo que le dictan asesores, contratados en usinas de empresas de publicidad de ‘objetos perecederos’, nos remiten al silencio y a reiteradas amenazas, algunas cristalizadas en atentados a nuestra vida.

Las fuentes de noticias dicen que son confiables. Rara vez sustentan con pruebas lo que desinforman. Los pueblos no son ajenos a esta estafa, como loros barraqueros repiten lo que escuchan, cuando de argumentar se trata. Los que sabemos que la realidad se cocina en las usinas del imperio, nos encontramos en un atolladero, pues ¿de qué manera desargumentar?, si hemos perdido la guerra, plenos de ideales, pero sin intenciones de faltar a la verdad… estos “Don Ninguno”, mintiendo, estafando y asesinando nos robaron la vida y la libertad de expresión, con una sola intención: lucrar con la vida de la humanidad.

Lógicamente, lo que manifiesto no tiene la cobertura de prensa de los grandes medios corporativistas del planeta, medios con los que me he negado sistemáticamente a negociar, para formar parte de la corte de personajes ridículos, clero secular de prostitutas ‘medio pelo’ rentados/as y sus acólitos, intentando escribir sin vocación, sin “animus”, atroces notas, en el espacio de privilegio en estos medios iluminados con luz de neón, medios que monopolizan la publicidad de chatarra consumida por millones de ciudadanos.

Creo ha llegado el instante de dar ejemplo claros… la denominada prensa diaria, lanza por TV y redes sociales, casos de acoso, corrupción del más diverso tipo, crímenes sin aparente solución, causas judiciales dudosas,que luego de ser replicados infinidad de veces en las pantallas, con reseñas groseras, inventadas por los mercenarios de monopólicos medios, toman carácter de evidencia… y me pregunto: ¿Odebrecht arrastrará a notorios tránsfugas rioplatenses a juicio?, ¿Paradise y PanamaPapers son legales o ilegales?, ¿Recibieron diploma de transparencia pintada a mano?, ¿Corcho” Rodríguez sigue imputado?, ¿Brito fue a indagatoria? ¿El fútbol es un negocio de pocos, para entretener anestesiando a muchos? ¿Los milicos y sus socios de la civilidad son genocidas?, ¿podemos creer en la justicia y su accionar?; ¿creen que todo lo que informan los medios es verdad?, ¿el peronismo es fascista o tiene un representante en cada ideología?, ¿qué derechos tiene el trabajador hoy?, ¿qué significa vivir en democracia hoy?, ¿la izquierda existe o es una trampa cazabobos?, ¿el kirchnerismo es peronista o sólo una lluvia de estación?, ¿Macri asumió a la presidencia procesado?, ¿Macri es un budista offshore?, ¿Macri miente o solo exagera?, ¿quiénes son baby el pelado Cuneo o los Leuco?, ¿Durán Barba usa peluca para asesorar?, ¿Majul es de baja estatura?; ¿las modelos “top” desfilan en busca de candidatos con bolsillos profundos?; ¿los chefs son cocineros?; ¿las celebrities son inventadas?; ¿los ricos y famosos son ricos y famosos?; ¿la TV produce problemas hormonales y neurológicos?; ¿el pueblo sabe de qué se trata?, ¿se puede ser un intelectual sin compromiso con la comunidad?, ¿Messi es el mejor jugador de metegol?, ¿Los gurúes que asesoran candidatos voligoma son curanderos también? y así, hasta decirles no vean TV… Dejen de leer los pasquines hegemónicos, son tóxicos.

¿Existen intelectuales en este milenio? o sólo son cobardes y arrastrados funcionales al teatro bufo en que se ha convertido el mundo, hora de despertar. ¡Viva México!

También podría gustarte
6 Comentarios
  1. Germán Supervielle dice
    Un artículo de lujo. No deja de indagar en nada este filósofo porteño. La serie de interrogantes que plantea son para que respondan o se retiren los cínicos delincuentes que forman parte del “circo político” que gobierna. ¡Chapeaux!
  2. Miguel Wolfe dice
    Hablar del filósofo Eduardo Sanguinetti, es hablar mucho de Argentina y de sus talentos, silenciados y perseguidos. En realidad, lo que vemos y leemos, acerca de las persecuciones que ha sufrido y sufre este trascendente pensador y artista, pareciera de tiempos de la inquisición. Los argentinos siguen ovacionando a sus propios verdugos mediocres y criminales, (que tanto se parecen a los “excesos” de otros tiempos) y olvidando impunidades. Eduardo Sanguinetti no, no deja de lanzar su pensamiento, que brilla sobre la oscuridad de las mentes de los miserables censores, de los intelectualoides que avalan desde dictaduras hasta gobiernos de hambre como el actual de un tal Macri. ¡Bravo Sanguinetti!
  3. ALBA SUAREZ ESPECHE dice
    No hay una letra demás en este artículo. Y se juega el maestro. Gracias por la entrega. Desde México mis respetos Maestro.
  4. Giralda Monteros dice
    GRANDE FILÓSOFO!!!!! SALUDOS DESDE ECUADOR!
  5. Miguel Santamarina dice
    Muy valiente de tú parte que te manifiestes como un humanista que sé que eres. Luchas contra una masa de descerebrados fanáticos, incluyo a tú familia toda, sobre todo a esa estafadora hermana psicópata que tienes, le debe plata hasta al carnicero, que no acepta que dejes tú huella de hombre libre y genial. Siempre mis respetos por mantenerte fiel a ti mismo y haber denunciado a los alcahuetes y traidores. ¡Un abrazo!
  6. Elena dice
    Viva México! sería interesante seguir y estudiar el derrotero que llevó a López Obrador al poder , podemos aprender mucho de eso, sé que Morena se inició como móvimiento social, pero cómo lograron cambiar la cabeza de tantos mexicanos con el cerebro lavado por Televisa? está bien que el precio que pagaron fue altísimo hasta que despertaron 200 mil muertos le costó esa ceguera al país Azteca, espero que a nosotros no nos pase lo mismo, porque aquí todavía no veo ese despertar, por ahora el panorama es desolador, muchos venden ” fausticamente” sus almas al poder real, algunos por amor a ese Poder como la conductora de la mesa más obsesiva de la Argentina y otros por necesidad que siempre tiene cara de hereje,muy pocos intelectuales, periodista, artistas y filósofos resisten estoicamente este cerco demoníaco de censura y agresión, entre ellos este valiente Filósofo Eduardo Sanguinetti al cual encomiendo a Dios para que lo guarde y le de mucha fuerza y paciencia. Tratemos de no perder la esperanza, vamos a aferrarnos al lado más luminoso de la vida, porque estoy convencida que el plan de éstos indignos es desalentar, que bajemos la guardia, la supuesta democracia que estos proponen es la de un pueblo resignado, manso, sumiso y militando el ajuste

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.