La senadora del Partido Nacional no dejó tema sin tocarAlonso: “Hay compañeros que tienen la tesitura de que cuanto peor le vaya al país mejor”

0 42

Verónica Alonso ya no oculta que quiere integrar la fórmula presidencial del Partido Nacional, pero se separa de la estrategia más radical de los blancos y asume una posición más moderada con respecto al gobierno y al Frente Amplio. “Hay compañeros que tienen la tesitura de que cuanto peor le vaya al país mejor. Eso no lo comparto. Tenemos que ganar por ser mejores y no desde lo negativo. Algunos están solo pensando en su propia chacrita, esperando que el otro caiga. Pero este país se salva en la medida que tengamos la posibilidad de dialogar y aportar”, afirma en entrevista con LA REPÚBLICA. Dice que siempre ha trabajado con el diálogo más allá de las diferencias con el gobierno, y asegura que “no tendría problemas en acordar con el Frente Amplio”, especialmente con los “sectores moderados” porque “necesitamos sacar el país entre todos”. Con respecto a la Concertación, afirma que “estaría bueno” realizarla “a nivel departamental”, ya que es una “herramienta válida, legítima y efectiva”. Concuerda con los intendentes en que hay que renovar liderazgos y al hablar de Jorge Larrañaga advierte que si bien no tiene “ningún problema con él”, “hay momentos de candidatura y momentos de liderazgos. No siempre los líderes son necesariamente candidatos”. Asimismo, afirmó que no tiene descartado acordar con el líder de Alianza Nacional, ni con los intendentes. Y aclaró que si bien no cree “en acuerdos de cúpulas para acomodarse ni para repartirse lugares”, no está cerrada en hacer un pacto con el senador. Consideró que al PN “todavía le falta más madurez política para definitivamente transformarse en esa alternativa”. Sin embargo, entiende que los dirigentes van rumbo a ese destino y que aún tienen tiempo para seguir mejorando. ¿Aspira a la presidencia? Sería para mí un honor y un orgullo porque mi objetivo es ayudar a transformar el país. Pero no es una decisión de Verónica Alonso, ni puede ser por ego, soberbia ni vanidad. Tomaremos la decisión con mi equipo después del segundo semestre del año. Si bien las encuestas vienen dando muy bien y los números me generan orgullo y responsabilidad, yo tengo que sentir que hay un respaldo de la gente. Lo más importante para un dirigente es el apoyo, la confianza y la credibilidad por parte de la gente. Si uno tiene eso, tiene todo. ¿Qué piensa sobre Jorge Larrañaga? Es un tipo de bien, un referente político muy importante. Le tengo afecto, no tengo ningún problema con él, pero considero que hay momentos de candidatura y momentos de liderazgos. Y se lo he dicho a él. No siempre los líderes son necesariamente candidatos. Es importante afirmar que no es en contra de Larrañaga, sino que tiene que ver con ir generando espacios nuevos. ¿Acordaría con él? Definitivamente. Soy defensora de los acuerdos en la medida que todos creamos en un proyecto político que vaya a cambiar el país. No creo en acuerdos de cúpulas para acomodarse. Sí creo en poner sobre la mesa los temas para impulsarlos. No creo en los acuerdos para repartirse lugares. No me gusta hacer futurología, el diálogo y las posibilidades están a la orden del día. Estoy más que dispuesta. Los intendentes Con respecto a su vínculo con el grupo de los intendentes, afirmó que tiene una “muy buena relación” con ellos y que cada uno “tiene su valor”. “Con los intendentes en particular y con el grupo que se ha conformado en un sector del partido venimos conversando algunos temas. Estamos pensando generar instancias en temas programáticos, lo que me parece muy positivo. Puede haber un posible acuerdo con ellos si está basado en temas programáticos. No creo en los acuerdos en función de reparto de tortas, de espacios o de sillas en el Senado”. Reiteró que no tiene dudas que la tercera vía dentro del PN se va a realizar y que ojalá exista una cuarta y quinta también. “Necesitamos darle al electorado distintas opciones. Distintas escobas que todas barran para adentro y nos den un caudal de votos mayor al 31%. Esto no se trata de jugar al robamontón, cada uno desde su lugar debe aportar para llegar a ese 36-37% que necesitamos”. Durán Barba Alonso afirmó que si bien ha tenido una reunión “buenísima”, con Durán Barba, el consultor de imagen que asesoró en Argentina a Mauricio Macri, “solo fue circunstancial”. “Me interesó conocer la campaña de María Eugenia Vidal y ellos me dieron muy buenos consejos. Sin embargo, Durán Barba no me asesora, tengo muy buena relación con parte del equipo, de hecho parte de mi grupo fue a Buenos Aires y estuvieron con Cambiemos (fuerza política liderada por Macri). Pienso que tienen muchas cosas que están buenas, pero la idiosincrasia uruguaya es distinta a la argentina”, concluyó. “Tengo diferencias con los sectores más herreristas” ¿Cree que el PN se ha derechizado?, preguntó LA REPÚBLICA. A lo que Alonso respondió: “No me identifican las etiquetas, habría que ver cada caso particular. Algunos sectores más herreristas puedan tener posturas con las que tengo diferencias. Pero me parece que lo que hay que hacer es interpretar los cambios que la sociedad está viviendo. Como dirigentes políticos debemos ponernos en los zapatos de los otros. Tampoco creo en los cucos de los neoliberales. Uruguay tiene una historia marcada por una matriz socialdemócrata y ahí sí me identifico”. ¿Y con Lacalle Pou? “Lacalle Pou es un líder fuerte, pero se necesitan otras opciones”. “Es un “muy buen compañero”, que ha entendido que el partido “necesita abrir los brazos” y por eso ha generado también alianzas (como la de Gonzalo Mujica). “Es un líder fuerte. Es bueno que siga creciendo, pero creo que se necesitan otras opciones”. ¿Y con Gonzálo Mujica? “Le hace bien al partido, especialmente al sector del senador, que lo fortalece y le aporta una mirada distinta que nos hace mucho bien a todos. Me gustó lo de tender puentes”. “Las mujeres llegamos para quedarnos” Verónica Alonso consideró que a pesar de que el PN ha sido históricamente manejado por hombres, “las mujeres llegamos para quedarnos, lo que genera que algunos se pongan nerviosos” “Me gustaría que haya mujeres en las fórmulas y en cada lugar porque le hace bien a la vida en general y a la vida política en particular. Algunos deben entender que está bueno que haya decisiones compartidas, porque las mujeres tenemos una mirada y una sensibilidad distinta”, recalcó. “Las políticas sociales deben ser en función de objetivos y resultados” La senadora Verónica Alonso consideró que “hay un mito circulando de que si los blancos llegan al poder van a sacar las políticas sociales y eso no es verdad”. “Lo que haremos es establecerlas en función de objetivos y resultados. Hoy hay muchas familias que deberían estar recibiendo determinados planes y no los reciben, y viceversa. Eso es porque no hay objetivos claros ni medición de resultados y ello tiene que ver con tomar como norte las dos políticas sociales más importantes de cualquier país: la educación y el trabajo”, señaló. Advirtió que “el Mides es la herramienta más importante para transformar la sociedad”, pero que el crecimiento económico “no fue acompañado por un desarrollo que eliminara la fractura social”. Dijo que si los blancos son gobierno mantendrán el plan por un tiempo, reduciéndolo de manera progresiva para que la “persona abandone las changas y busque un trabajo en serio”. “En 2005 había una grave situación a atender producto de la crisis y mucha gente estaba absolutamente necesitada, pero desde hace 13 años están todos enchufados como en el CTI y no se buscó que esa persona pueda tener la dignidad de superarse. Ese es uno de los errores cometidos estos últimos años”. A su criterio existen tres reformas que “no admiten demoras”. La primera es la educativa, en la que todos los políticos deberían pensar en ella sin importarles las banderas ni las ideologías para generar consensos. “Solo vamos a poder cambiar la educación cuando deje de ser un botín electoral”. En segundo lugar, dijo que debería realizarse una reforma del Estado, que debería estar asociada a la transparencia y honestidad en el manejo de los recursos públicos y a poner en los cargos a profesionales por idoneidad y no por cuota política. Y por último dijo que la otra prioridad es “la asistencia a los más vulnerables, referidas a las políticas de infancia y a acciones que generen dignidad”. “Álvaro Dastugue hace un gran trabajo” Pese a las polémicas desatadas en los últimos meses, Verónica Alonso, sostiene su defensa sobre algunos diputados evangélicos que están dentro de su fuerza política. Afirmó que no puede abrir juicios morales y cuando siente que las personas hacen las cosas bien “desde el corazón”, van a obtener su apoyo. “¿Quién soy yo para poner juicios morales sobre los compañeros que hacen un gran trabajo como es el caso de Álvaro Dastugue?. Además, en muchos casos compartimos el valor de la familia y el del trabajo social. Por tanto, cuando siento que las personas hacen las cosas bien desde el corazón, van a tener mi apoyo”, concluyó.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.