Director y fundador de la Orquesta Juvenil del Sodre y del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y JuvenilesAriel Britos: “En una orquesta somos un equipo”

0 49

Luego de su debut mundial en Los Ángeles Opera en 2013, bajo la dirección musical del icónico tenor Plácido Domingo, Dulce Rosa llega al Auditorio Nacional protagonizada -al igual que en su debut- por la soprano uruguaya María Eugenia Antúnez.

Basada en “Una Venganza”, cuento de Isabel Allende, “Dulce Rosa” es la historia de Rosa, la hija de un político prominente quien es capturado durante una revuelta. Rosa escapa y durante años planifica su venganza contra Tadeo, responsable de la muerte de su padre.

Pero cuando sus caminos finalmente se cruzan descubren que su obsesión es mutua y se ha transformado en algo más profundo.

Es la primera obra de esta autora en ser versionada en formato operístico, ésta será la segunda vez en representarse a nivel mundial y la primera en español.

El libretista Richard Sparks y el compositor Lee Holdridge (ganador de varios premios Grammy y Emmys) han trabajado juntos durante más dos décadas como socios profesionales y han realizado otros cinco trabajos anteriores encargados por L.A. Opera. Luego de leer el relato “Una venganza” rápidamente vieron el potencial de convertir la historia en una ópera. Sparks visualizó la historia como una tragedia griega moderna, donde el destino conspira contra sus protagonistas. Contactaron a la autora y durante años trabajaron en el guión, la letra y la música y lograron que Plácido Domingo la dirigiera.

El próximo 20 y 21 de agosto (hubo cambio de fecha, la prevista para el 22 pasó al 21) Dulce Rosa será dirigida musicalmente por el Maestro uruguayo Ariel Britos. Con un elenco integrado por: María Eugenia Antúnez soprano,Javier Arrey barítono, Gerardo Marandino tenor, Martín Nusspaumer tenor, Nicolás Zecchi bajo barítono, Anna Pimentel mezzosoprano y el Coro Juvenil del Sodre bajo la dirección escénica de Ruben Darío Martínez.

En entrevista con República Radio (Lacatorce10) Britos contó que hay una cantidad de puntos altos que hacen a esta ópera un gran desafío para todo director musical. “Que haya sido dirigida por el maestro Plácido Domingo para nosotros es un gran compromiso. La estamos trabajando aquí con un gran elenco que vamos a poner en escena y gran equipo que estará trabajando detrás de escena. Estamos muy felices”.

Britos detalló que en Dulce Rosa, el público se encontrará con una historia cercana, muy latinoamericana. “Es una historia de amor que está basada en el cuento de Isabell Allende “Una venganza” pero es una historia de venganza a través del amor con un final un tanto particular donde una mujer tiene que pasar por una serie de situaciones muy duras. Tiene un final bastante controversial pero es una historia muy linda y con una gran instrumentación y tiene momentos de profundos dramatismos, momentos de un gran lirismo explotado al máximo por cada uno de los cantantes que hacen los roles de esta ópera”, graficó.

Dirigir ópera

Ariel Britos ya dirigió tiempo atrás opera si bien aclara no ser especialista en la materia. “Para un no especialista como yo, dirigir musicalmente una ópera es particularmente un gran desafío. La opera en lo que tiene que ver con la música sinfónica y con las artes que podemos presentar en un gran teatro, sin dudas es de las más completas.

Tenemos una orquesta sinfónica como si fuera un concierto habitual, drama, tenemos canto lírico, coral, tenemos que cuidar todo lo que tiene que ver con los cambios escenográficos de luces y estar pendientes de una gran cantidad de detalles. Es ahí donde el director se convierte en el gran articulador , me obliga a estar pendiente de todas las situaciones que pasan arriba del escenario, debajo del escenario que es donde está la orquesta y detrás de escena”.

San Felipe y Santiago

En junio el maestro Ariel Britos recibió por parte de la Junta Departamental de Montevideo el galardón San Felipe y Santiago.

Britos es director y fundador de la Orquesta Juvenil del Sodre y del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles. El reconocimiento fue a su trayectoria como músico y líder de un movimiento de inclusión social y desarrollo cultural a través de la música que ya lleva más de veinte años.

“Fue una distinción que más allá de lo que significa el premio, es una manera de ratificar nuestro compromiso a diario. Nosotros con el sistema de orquestas y coros infantiles y juveniles en el Uruguay estamos trabajando hace 23 años la idea es acercar la música sinfónica y el canto coral y la enseñanza de los instrumentos como una tarea de acción social. Decimos acción social porque en una orquesta somos un equipo y todos quienes participan de una orquesta requieren una serie de valores inherentes al trabajo que son útiles para la vida”.

El Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles, creado por el maestro Ariel Britos, es un programa que incluye educación, cultura y desarrollo social, y cuenta con la participación de 2.000 niños y adolescentes de todo el país. Promueve el estudio de la música en orquestas y coros, como herramienta de desarrollo humano e intelectual en niños y jóvenes.

“El objetivo también es democratizar el acceso a este tipo de manifestaciones artísticas en nuestro país que por razones quizá logísticas no hay en todo el territorio nacional la posibilidad de acceder a este tipo de expresiones y nosotros hemos diseñado un mecanismo que permite a todos los niños de Uruguay acceder”.

Un niño, un instrumento

Con el objetivo de democratizar el acceso a los instrumentos , desarrolló el proyecto Un niño un instrumento. “Estamos emulando de alguna manera otros planes muy saludables que se están desarrollando en nuestro país como por ejemplo el Plan Ceibal -no con carácter de obligatoriedad- sino de dar la oportunidad para que todos quienes quieran acceder a este tipo de música puedan hacerlo”.

Consultado respecto a cómo ha sido la respuesta de los niños ante la música de orquesta, Britos dijo que no dejan de sorprenderse por la avidez de los niños y jóvenes por querer aprender música. “La respuesta de los niños siempre va más allá de lo que uno pueda imaginar ,es una respuesta formidable desde todo punto de vista, desde lo humano, desde la aplicación. Ellos entienden perfectamente que las cosas en la vida se logran con trabajo, disciplina y voluntad y esa es la primera etapa que busca el programa.

Los más avanzados tienen la posibilidad de integrar la Sinfónica Nacional Infantil y quienes se interesen en desarrollar una carrera musical pueden continuar su formación en la Orquesta Juvenil del Sodre.

“El proyecto Un niño un instrumento, no busca formar grandes músicos, si bien tiene una profunda raigambre técnica y artística porque le damos las herramientas por si alguno quiere irse por el camino de la música lo pueda hacer. Pero en primera instancia lo que busca el programa es formar ciudadanos , cuando el niño entiende que haciendo música es feliz,que lo que hace en la orquesta y la práctica diaria del instrumento se parece mucho a la práctica de la vida, realmente creemos que estamos haciendo un cambio positivo en la sociedad. Los niños nos sorprenden cada día. Nosotros les planteamos un objetivo que para uno parece difícil y ellos rápidamente lo asumen y van por más, es muy gratificante verlos crecer”

Centros de formación

Actualmente, existen 17 centros de formación denominados núcleos, ubicados en Canelones, Colonia, Durazno, Flores, Florida, Lavalleja, San José, Soriano, Paysandú y Montevideo. En ellos se dictan clases de instrumentos de cuerda (violín, viola, violoncello, contrabajo), de viento de madera (flauta, oboe, clarinete, fagot), de viento de metal (corno, trompeta, trombón, tuba), percusión y coro.

En Montevideo, el Sistema de Orquestas y Coros funciona en los barrios La Teja, Santa Catalina, Ciudad Vieja, Flor de Maroñas y Villa Prosperidad.

“Con el sistema de orquestas y coros infantiles y juveniles en el Uruguay estamos trabajando hace 23 años la idea es acercar la música sinfónica y el canto coral y la enseñanza de los instrumentos como una tarea de acción social”

“Dirigir musicalmente una ópera es particularmente un gran desafío”

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.