#Opinión¿Bronca o justicia?

0 144

Un vecino declaraba ante un medio de prensa: “El barrio no quiere que tenga problemas el policía, y los vecinos, la gente no está con el delincuente, los delincuentes no van a ganar el partido, va a llegar el momento en que la gente se va a armar contra los delincuentes. Lo mejor sería que la Policía lo haga, pero la gente no aguanta más”.

Esta declaración, ante una pregunta de un periodista, unida a un Whatsapp, por la cual se llamó a una concentración, por el robo a mano armada realizado por una pareja el pasado domingo a una pollería ubicada en el Km 3 de Camino Andaluz, que se podía oír: “Si esto no lo arregla el pueblo, no lo arregla nadie”.

El asalto fue violento, revólver en mano, se amenazó a clientes y dueños del local, entre los que había -según se dice- un par de niños. Los asaltantes se retiran en una moto con el botín, al parecer unos “pocos pesos”, pero era el fruto del trabajo del día. De allí se precipita todo, ira, bronca, impotencia y la persecución por parte de vecinos a los ladrones. Se les da alcance y sucede que la Policía, ya presente, detiene a la mujer. El hombre es detenido por los vecinos, llenos de bronca, de ira, de odio, todo eso incontenible. Todo sucede muy rápido y es ahí cuando los agredidos se convierten en agresores. La golpiza es tremenda, la Policía, observa, y de allí se lo llevan derecho al hospital. La mujer ladrona ya se la sentenció a tres años de cárcel y a él lo pueden sentenciar a un máximo de seis años, ambos están en el centro de reclusión.

El gran tema es la justicia por mano propia que llevaron a cabo estos vecinos, que a su vez filmaron con sus celulares la golpiza. A partir de aquí los agredidos se transformaron en agresores. Agresores sin armas de fuego, pero agresores al fin, con rabia, con ira, con bronca, porque esos rapiñeros, armados con revólver había amenazado a gente, hombres, mujeres y niños, que habían ido a comprar a un comercio. Hoy, esos agredidos transformados en agresores, pueden recibir hasta ocho años de prisión.

¿Estaremos volviendo a la época de la barbarie? ¿Será solo un problema de las drogas?  ¿Qué le está pasando a la sociedad uruguaya?

Este hecho no es el primero, sí es espeluznante, porque fue filmado, porque se ven los golpes, porque uno pide la bolada de pegarle un poco más y termina no solo pegándole sino que también realizándole un “submarino” en el arroyo donde los agarraron, todo ante la vista paciente de la Policía.

El problema es la memoria nuestra de cada día. Decía que no era el primero, ni creemos que sea el último. Lo grave es ver cómo será el próximo capítulo. Por solo recordar algo, al “Patito” lo agarraron robando y le prendieron fuego en Nuevo París. A otro en un asentamiento, luego de una violación de una niña, le prendieron fuego la casa y él se escapó en el anca de un piojo.

 

El tema de la inseguridad está visualizado por la ciudadanía del Uruguay como un tema grave, ya que un 37% lo tiene como el mayor problema y un 17% es el segundo mayor problema. El tema es grave y la fuerza política, no el Gobierno, no da su opinión, al parecer está escondiendo la cabeza como el avestruz, mientras que la oposición rosada se está haciendo una panzada con nuestro gobierno.

Esperemos que este hecho sea el último y que el vecino de los barrios más humildes encuentre el amparo en la Policía pero también en la Justicia.

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.