#OpiniónContinúa la presión del capital inmobiliario

1 106

En varios artículos me referí a la ley mal denominada en primera instancia de “vivienda de interés social”. Luego le cambiaron el nombre, pero lo peor de la ley sigue en pie. En ella se encuentra la total exoneración de todo tipo de impuestos para las empresas constructoras, que aprobó por unanimidad el Parlamento Nacional en su momento.

Pero en estos días leí con preocupación que parece que los promotores privados y las empresas constructoras, han planteado a Mujica y Topolansky su disconformidad con los topes que puso la ministra de Vivienda a dicha construcción de viviendas para este Programa.

Amenazan sin ningún tipo de pudor que si no se les quitan los topes, no invertirían más y que tienen capitales para hacerlo pero exigen que se les quite los topes que al Mvotma les puso el año pasado.

Es decir que no contentos con todo lo que se les entregó, pretenden tener aún más beneficios.

Así es el capital, exige, presiona y lucha permanentemente por sus intereses. El gobierno en su conjunto ya demostró su debilidad cuando aprobó la ley, la cual solo beneficia en dinero cantante y sonante al capital de la construcción, quienes además construyen para sectores medios y medios altos.

En realidad una buena señal sería que esta ley que solo beneficia al capital, debería ser derogada lisa y llanamente.

Por su parte los trabajadores cooperativistas luchan en las calles para que efectivamente se baje el interés de los préstamos, para todas las Cooperativas a las cuales se les otorgaron sus préstamos aumentando el interés del 2% al 5,22%, a partir de la reglamentación de 2008. Con lo cual sus cuotas de amortización se han encarecido notablemente.

Aquí hay una clara violación a la Ley Nacional de Vivienda aprobada en 1968 aún vigente, en la que se estipulaba con claridad el 2%.

Increíblemente una reglamentación interna tiene más fuerza que la propia ley. El gobierno debe de tener claro de qué lado se coloca en el tema, o favorece a las familias trabajadoras o sigue subsidiando al gran capital.

También podría gustarte
1 comentario
  1. Lucy Carmichael dice
    Contante y sonante. Es lo que pasa cuando las izquierdas creen que haciendo buena letra les va a ir bien con el capital, el siguente paso es que te van a arrancar la cabeza.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.