EL EMBAJADOR PALESTINO EN URUGUAY RECUERDA QUE EL 20 DE MAYO SE CUMPLIRÁN 70 AÑOS DE LA CATÁSTROFECrónica de una Palestina usurpada

0 15

“Nuestra libertad está incompleta sin la libertad de los palestinos”, decía Nelson Mandela, tras reclamar por el sufrimiento de un pueblo ignorado, el desconocimiento de las circunstancias reales que rodean la tragedia palestina frente a los sionistas, las fuerzas de ocupación israelí que este próximo 20 de mayo se cumplen 70 años del conflicto que pervive y representa uno de los mayores sucesos en la historia del Siglo XX hasta nuestros días. Estos hechos que parecen lejanos, están muy cerca de la realidad local por la presencia en Chuy y Rivera de algunos palestinos que conformaron amplias comunidades en ese marco, tal como lo relata el Embajador de Palestina en Uruguay, Walid Rahim, quien durante entrevista para la REPÚBLICA radio, agradeció la generosidad que ha tenido el pueblo uruguayo hacia los palestinos. “Uruguay ha sido solidario con el pueblo palestino, apoyando la autodeterminación de los pueblos, también hay una gran cooperación en el ámbito humanitario. Tenemos una comunidad palestina muy importante en Chuy, en Rivera, en las que luchamos cada día para destacar que la presencia de nuestra comunidad en Uruguay sea positiva, integracionista en este caso, ellos se sienten uruguayos pero no olvidan su origen palestino”, manifestó Rahim. Día de la tierra Palestina Todos los 30 de marzo la comunidad palestina conmemora el Día de la tierra Palestina, porque en 1976 las fuerzas de ocupación israelí mataron seis palestinos y desde ese día los jóvenes reclaman el derecho al retorno de su pueblo, sostiene el diplomático que es importante tener en cuenta que ese derecho es acordado con las Naciones Unidas en 1949. Por ahora, “la tierra de los filisteos” carece de independencia de facto. Su extensión geográfica se identifica generalmente con los Territorios Palestinos, cuyos límites son motivo de disputa con el Estado de Israel. El Estado Palestino fue reconocido como tal por 94 países tras su proclamación en 1988 por las Naciones Unidas y para enero de 2012, 130 países miembros de la ONU lo habían reconocido formalmente. “El Estado de Israel es miembro de las Naciones Unidas después de la resolución de repartición de Palestina, así mismo se aceptó la creación del Estado Palestino y el derecho de sus refugiados a retornar a sus hogares. Esas dos cosas de ONU no se pueden cambiar, no se pueden olvidar, y menos que nuestro pueblo va a seguir firme en su posición de reclamar sus derechos nacionales, acordados en la ley internacional de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, aseguró el embajador en tierras uruguayas. Interlocutor válido Entre las principales potencias mundiales, los Estados Unidos no reconocen aún a Palestina como un Estado independiente, pero sí afirman que dicho reconocimiento deberá ser la consecuencia final de las conversaciones de paz que, bajo su patrocinio, vienen sosteniéndose desde hace muchos años con el Estado de Israel. Consideran a la Autoridad Nacional Palestina como un interlocutor válido que representa los intereses de la referida nación, y otorgan a sus representantes un estatus diplomático especial. De esta forma, sostiene Rahim que las manifestaciones seguirán hasta el 20 de mayo, día central en que se conmemora 70 años de la usurpación de Palestina; se hará una campaña cada viernes con manifestaciones civiles, “los cuales son enfrentados por el Ejercito de ocupación con todo tipo de armas, han asesinado más de 25 niños, jóvenes y mujeres, y hay cientos de heridos, bajo el pretexto de que están utilizando armas, no hay ningún tipo de armas”. Rahim está convencido que Israel quiere asustar, quiere manifestar su potencial de criminales de guerra. “Se está convirtiendo en un régimen de genocidio contra el pueblo palestino, discriminatorio, apoyado totalmente por la administración norteamericana que lo abastece económica y militarmente”. Aun así, “nos mantendremos firmes para lograr una paz justa de acuerdo a la ley internacional que conlleve a la convivencia de dos estados, el de Israel y el Palestino, le pedimos al mundo solidaridad internacional, apoyo al Secretario General de Naciones Unidas, para que se conforme una comisión de investigación sobre estos crímenes que está cometiendo el ejército de ocupación israelí, solicitamos protección al pueblo palestino”. Informó Rahim que Israel pretende celebrar, entre comillas, 70 años de su independencia. “Y no sé de qué independencia habla, es una identidad sionista que quiere cambiar la historia, nosotros no tenemos armas, sólo queremos movilizarnos pacíficamente contra la ocupación”. ¿Ideario fascista? El periodista palestino, Pablo Jofré Leal, en su artículo Ministros y francotiradores: ejemplos de perversión, delirio y megalomanía, publicado en el portal web Palestina Soberana, cita a Moshé Machover, matemático y filósofo israelí radicado en Inglaterra, quien afirma que toda esa larga lista de acciones perversas del sionismo no cesa y se fundan en una ideología que reúne las características propias de un ideario fascista: Nacionalismo, autoritarismo y etnocentrismo, que ve al palestino como un animal, un ser inferior, alguien sin derechos frente al supuesto pueblo elegido, a quien un dios extraño, veleidoso y excluyente le concedió una tierra ajena y ha hecho de ese mito una razón fundante. Una ideología que bajo el actual régimen israelí preconiza un Estado “étnicamente puro”. Esa perversión se funda en actos de una ideología, que encuentra su expresión y verbalización en líderes israelíes que alientan el odio, la segregación y el crimen de los no judíos, calificando a los palestinos como animales a los cuales hay que exterminar. Perversión como la del ex Primer Ministro Menachem Begin, nacido en Bielorrusia, quien el año 1982 declaró ante el parlamento israelí el carácter infrahumano de los palestinos “se los digo, apenas son humanos”. Perversión como la del también ex Primer Ministro Ehud Barack, de padres lituanos, quien en la segunda Intifada advertía a los israelíes “los palestinos son como los cocodrilos, cuanta más carne les dan, más quieren”. Palabras complementadas con las “piadosas” expresiones del rabino Yitzhak Ginsburg, nacido en Estados Unidos quien señalaba “la sangre judía y la sangre de los Goyim no es la misma y en ese plano, matar no es un crimen si las víctimas no son judías”. El fallecido Yitzhak Shamir, de origen bielorruso y ex Primer Ministro, quien vociferaba a los cuatros vientos “Aplastaremos a los palestinos como a langostas, aplastaremos sus cabezas contra las rocas y los muros”. Despreciar derechos Según el portal Palestinalibre.org, en 1948, el régimen de Israel comenzó la ocupación de los territorios palestinos, de los cuales ahora controla gran parte. Y desde ese momento, no ha dejado de despreciar los derechos palestinos de diferentes modos. “En las décadas de los 60 y 70, miles de hectáreas de tierras palestinas de propiedad privada en el valle del Jordán fueron confiscadas por colonos israelíes, acto que todavía continúa, pese a la oposición de leyes y resoluciones internacionales. Las tierras confiscadas por el régimen de Israel se ubican principalmente en las cercanías de los asentamientos ilegales construidos en la ocupada Cisjordania, alegando razones de seguridad, pero esta vez se ha extendido oficialmente en la zona”, cita el portal Palestinalibre. Tras la Guerra de los Seis Días en 1967, el régimen de Israel conquistó y se anexionó los altos del Golán, Cisjordania, Al-Quds y la Franja de Gaza, medida no reconocida por la comunidad internacional. A partir de esa fecha, los israelíes han construido sus asentamientos en diferentes puntos del territorio palestino, al mismo tiempo que sueñan con destruir la Mezquita Al-Aqsa, situada en Al-Quds –el templo musulmán más grande de Jerusalén- , con el objetivo de transformarla en una Sinagoga o templo judío. La crónica El embajador palestino en Uruguay lamenta que los medios de comunicación internacional no enfocan la realidad objetiva de la Causa Palestina, que viene de tiempos inmemorables por las disputas religiosas y territoriales. Insiste Rahim que no se habla de la esencia del por qué los palestinos luchan. “Su esencia a lo largo de todos estos años es poner fin a la ocupación israelí. Y esa palabra, ocupación, no la mencionan los medios”. Por ello, Rahim considera importante relatar la crónica histórica de la usurpación, al respecto expresa que Palestina era una parte de lo que hoy se conoce como los países árabes, era una zona islámica y la sede principal del islamismo en aquella época era Turquía, que dirigía estos países de forma administrativa, en definitiva, “ellos son los que dominan”. Durante la primera guerra mundial –prosigue Rahim- se hace una línea de partida, en la práctica, se descubre que hay un acuerdo entre las dos potencias coloniales Gran Bretaña y Francia, un acuerdo secreto para dividir esa herencia turca entre ellos, por ejemplo, el Líbano para los franceses, Palestina para los ingleses. “La situación en Palestina no se compara con el resto de los países porque los británicos, que son los peores colonialistas, inventaron un nuevo concepto que es el Mandato Británico en Palestina”. Entonces, al finalizar la Primera Guerra mundial, en 1917, el canciller inglés, Arthur Balfour, emite una declaración conocida históricamente como la Declaración Balfour, y consiste en que Su majestad, el Rey de Gran Bretaña, se compromete a crear un hogar nacional judío en Palestina. “Empiezan a traer judíos de Europa hacia Palestina, les facilitan tierras, hacen asentamientos los famosos “Kibutz”, que realmente son los colonos que roban tierras, construyen, siembran y viven armados a manera de autodefensa”. Considera Rahim que lamentablemente se ha difundido una imagen errónea de este grupo como colectivos que trabajan la agricultura, pero hasta las mujeres andan armadas en los asentamientos, tienen todas las posibilidades militares. “El pueblo palestino rechaza esa declaración, por un lado, porque no había un gobierno sino que estaba todo bajo el dominio turco, surgen manifestaciones en contra pero ya los británicos están establecidos, hay un colonialismo feroz”. Muro de las lamentaciones En 1929 surge un elemento muy interesante, empieza el problema limítrofe con las ruinas del muro exterior del antiguo Templo de Jerusalén conocido como el Muro de las lamentaciones; en ese momento confluían las tres grandes religiones monoteístas en un mismo escenario, el musulmán, el judío y el cristiano. “Era una convivencia pacífica, si regresamos a la historia podremos constatar que los mejores tiempos de los judíos han vivido con los árabes”. Esta convivencia es ejemplar, dice Rahim, y “por eso nosotros decimos que Palestina es la tierra de la paz, Jerusalén es la tierra de la paz. Entonces, en el año ‘29 hubo una crisis porque los judíos querían reclamar el muro para ellos, con lo cual la Liga de las Naciones envía dos comisiones a investigar y se decide que este muro forma parte de Jerusalén y no tienen que ver los judíos allí”. Pero, no obstante, siguió el plan de los británicos de crear un lugar nacional judío en Palestina. En 1936 el pueblo palestino hace una huelga que dura seis meses y allí empezó la segunda guerra mundial, se utiliza a las victimas de esta guerra y Gran Bretaña plantea que quieren salir de Palestina a la Liga de las Naciones, luego votan a una resolución de partición de dos estados, Estado de Israel y Estado Palestino. “Entonces esa es la esencia de la lucha, por el territorio ocupado y ningún pueblo puede aceptar una ocupación, pero debemos resistir, el lema nuestro es la resistencia pacífica. Estamos en contra de todo ese tipo de violencia, lo que estamos reclamando es que el pueblo palestino pueda vivir en su territorio apoyado por la comunidad internacional, por las resoluciones de Naciones Unidas, incluyendo el Consejo de Seguridad”. En este plan de partición de ambos estados surgen las bandas de terror sionistas con los británicos, empiezan a asesinar aldeas y expulsaron de Palestina 900 mil personas. “La tragedia palestina culmina para el año 1967, Naciones Unidas borra el nombre Palestina, solamente se trata la Causa Palestina por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, lo cual hoy, el señor Donald Trump quiere borrarlo también porque esta agencia da asistencia a los refugiados, el objetivo es tener la tierra palestina, pero además no quieren ningún palestino, ni muerto ni vivo. Es una injusticia histórica”, expresa Rahim. El Papa pide un estatuto especial para Jerusalén En declaraciones recientes ofrecidas para Aciprensa, el Papa Francisco reclamó un estatuto especial para Jerusalén garantizado internacionalmente como solución a la disputa entre el Estado de Israel y la Autoridad Nacional Palestina por la soberanía sobre la ciudad. La autoridad de la Iglesia Católica pidió que ese estatuto “preserve la identidad, la vocación única de lugar de paz que reclaman los Santos Lugares, y su valor universal, permitiendo un futuro de reconciliación y de esperanza para toda la región”, y lo justificó en la “naturaleza peculiar de Jerusalén”. Francisco hizo este pedido en la carta que envió al Gran Imam de Al-Azhar, Egipto, Ahmad Al-Tayyib, uno de los líderes musulmanes más prestigiosos del mundo islámico: Reclamó con urgencia “la necesidad de retomar el diálogo entre israelíes y palestinos para encontrar una solución negociada que lleve a la coexistencia pacífica entre dos Estados dentro de las fronteras acordadas mutuamente y reconocidas internacionalmente”. Tierra bendecida El Papa aseguró al Gran Imam de Al-Azhar sus oraciones “por la causa de la paz, de una paz verdadera, real. En particular, elevó sinceras oraciones para que los responsables de las Naciones, la Autoridad civil y religiosa, se comprometan a evitar nuevas espirales de tensión y a apoyar todo esfuerzo para hacer prevalecer la cordialidad, la justicia y la seguridad para la población de esa tierra bendecida que llevo en el corazón”. En las últimas semanas se han registrados violentos enfrentamientos entre manifestantes palestinos y policías israelíes en diferentes lugares de los territorios palestinos después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara su decisión de trasladar la embajada del país de Tel Aviv a Jerusalén. Israelíes y palestinos se disputan esta ciudad como capital de sus respectivos Estados, y la toma de partido del presidente Trump a favor de Israel ha provocado la indignación de todo el mundo árabe quienes están interesados en fomentar el diálogo y evitar un mayor antagonismo, que sumado a la desconfianza ya existente a esta potencia extranjera, no ayudará en absoluto en la resolución del conflicto. Sentencia israelí El blog Palestinalibre.org, recordó aquellas palabras lapidarias que han ignorado el derecho palestino al retorno, las que escribiera en su diario el Primer Ministro, David Ben-Gurion, el 18 de julio de 1948: “Tenemos que hacer todo lo posible para garantizar que (los refugiados palestinos) nunca regresen. Los viejos morirán y los jóvenes olvidarán”. Frente a estas palabras, el embajador palestino responde enérgicamente y con una profunda tristeza. “Es verdad, los viejos murieron, pero criaron jóvenes con la conciencia de que la casa de mis padres está ahí, ocupada, habitada por colonos, y eso me sucede a mí también, no puedo reclamar ni con los documentos de propiedad, no hay justicia en el mundo que me deje reclamar”. Entonces, queda claro que no es la paz lo que desea alcanzar el sionismo, acuerdos violados y un pueblo, aunque cansado de tantas mentiras, también dispuesto a seguir en pie de lucha, firme, como lo ha dejado claro Rahim, hasta que cese la guerra, agresión, asesinatos selectivos, construcción de muros, secuestros, destierros, demolición de viviendas, encarcelación de más de 350 niños palestinos, invisibilización de la historia y la cultura palestina y finalmente vuelva a reinar la paz algún día para este pueblo oprimido.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.