FUTI y el Teatro El Galpón salieron al cruce de los dichos "injuriosos" del actor y dramaturgo uruguayo“El Galpón en ningún momento expresó intención de declararlo persona no grata”

0 207

El pasado 16 de junio el actor, autor y director de teatro Franklin Rodríguez generó polémica con sus dichos en una entrevista al semanario Voces sobre la situación del teatro en Uruguay y el funcionamiento de instituciones teatrales como el icónico Teatro El Galpón. En las últimas horas la Federación Uruguaya de Teatros Independientes (FUTI) y el Teatro El Galpón salieron al cruce de los dichos de Rodríguez.

Desde el Teatro El Galpón calificaron de “injuriosos” los dichos de Franklin, razón por la cual iniciarán las acciones judiciales pertinentes. En tanto, la FUTI, señaló: “Nos es doloroso tener que dedicar tiempo para puntualizar los errores cometidos por un integrante de la Federación. Tiempo que deberíamos dedicar a continuar trabajando por una Ley Nacional de Teatro Independiente, que busca proteger y elevar nuestra actividad (…) Los diferentes puntos de vista y opiniones diversas cuando se expresan con altura, enriquecen el debate y la cultura.

Pero una cosa es defender la libertad de expresar, sentir o pensar y otra muy diferente es permitir la tergiversación de la realidad. Siendo uno de los principios de nuestra Federación realizar una obra de educación y de cultura, nos vemos en la obligación de señalar los errores cometidos por Franklin Rodríguez, en sus declaraciones al Semanario Voces”.

En ese sentido desde FUTI se aclara que el comunicado no se trata de un “llamado al orden”, sino de un llamado a la reflexión. Nuestra intención fue la de debatir con Franklin Rodríguez sobre sus dichos, pero lamentablemente declinó la invitación a dialogar sobre estos puntos con la Mesa Ejecutiva de nuestra Federación el día lunes 2 del corriente”. Según explicó FUTI el comunicado contestando las afirmaciones de Rodríguez se fundamentan en la “necesidad de terminar de una vez con comentarios y dichos que no nos hacen bien y que atentan contra la unidad de los que transitamos el camino del arte teatral”.

Sobre los fondos públicos

“En la nota del Semanario Voces, se hace referencia a los fondos públicos y a la distribución de los mismos.Según lo expresado por Franklin Rodríguez con respecto a las políticas culturales de nuestro país, a los grupos se “les caga la vida”, lo que no es cierto. Cuestiona las políticas culturales, algunas de ellas promotoras de programas de los cuales él y su grupo de Teatro son beneficiarios.

Sorprende y nos duele que ignore las luchas mantenidas y los avances obtenidos en beneficio del movimiento teatral independiente. Nos indigna que piense que una subvención o un subsidio a la actividad teatral, condiciona nuestra visión sobre la realidad. Releyendo los Estatutos de la Federación confirmamos que aquellos pioneros allá por el año 1947 ya dejaban en claro que recibir un apoyo económico no podía comprometer ninguna suerte de subordinación artística, funcional o de cualquier índole con respecto al donante.

Basta como ejemplo el conflicto que mantuvimos con la actual administración de la Intendencia de Montevideo, originado por los recortes y condicionamientos al Programa de Fortalecimiento de las Artes, puesto en vigencia en el año 2013.Nuestra convicción en los planteos ante la comuna, llevó a que finalmente lográramos un gran nivel de entendimiento y comprensión por parte de las autoridades. El Fortalecimiento de las Artes no es una “ayuda” de la Intendencia.

Es un programa que se elaboró en conjunto entre la Intendencia y las Instituciones (SUA – FUTI) en el año 2011 y que desde su creación tiene como una de sus finalidades profesionalizar y reconocer el trabajo del actor, cumpliendo por primera vez con lo establecido en la ley Nº 18384, una ley difícil de poner en práctica dadas las condiciones laborales de nuestros actores”, recordaron.

“Por otra parte desde la primera edición de este programa, Franklin Rodríguez pudo participar del mismo en su triple rol de autor, actor y director. Fue uno de los primeros integrantes en percibir la remuneración establecida por el Convenio y pudo hacerlo gracias a un jurado integrado por todas las partes”, recuerda FUTI en el comunicado e informa que el Grupo Espacio Teatro (de Rodríguez) “percibe un monto anual que corresponde porcentualmente a los gastos que rinden contra factura, año a año.

Además, simplificar este Programa como un “trueque”, omitir la creación de Montevideo Libre (que permite el libre acceso a los estudiantes de Secundaria a la totalidad de los espectáculos que se brindan en nuestras salas) y relativizar la importancia del acceso de los vecinos a la cultura, es olvidar los principios que nos rigen desde siempre”, afirman desde la Federación Uruguaya de Teatros Independientes.

Subsidio Parlamentario

Con respecto al Subsidio Parlamentario también cuestionado por Rodríguez, desde FUTI recuerdan que el Grupo Espacio Teatro “se benefició desde esa fecha”.

FUTI explicó cual es el criterio de distribución de los fondos. “No es arbitrario ni refiere al tamaño de los grupos. Es proporcional a los gastos presentados en cada período por cada uno de los beneficiarios, cuya documentación poseemos.

Ese criterio de distribución fue aprobado por Asamblea de forma unánime y en presencia de todos los grupos federados, según consta en actas.

Es innegable la creación de apoyos económicos y las mejoras en cuanto a políticas culturales que se han llevado adelante. Y en estos logros no sólo hemos contado con el apoyo del equipo de gobierno. Nos han respaldado los distintos sectores y partidos con los que hemos dialogado, contando con el respeto y el reconocimiento hacia nuestra gestión a lo largo de los años.

Somos conscientes de que el apoyo que recibimos cubre alrededor de un 35 % de los gastos de los grupos y que debemos seguir trabajando para dignificar y optimizar aún más nuestra profesión. En ese proceso estamos y no dejaremos de hacerlo, por más que se nos acuse de hacer “lobby político”.

Sobre el Socio espectacular

FUTI hace referencia a los cuestionamientos realizados por Rodríguez sobre Socio Espectacular. “El emprendimiento fue apoyado por Asamblea General de nuestra Federación en el año 1996 y nunca en estos años, ninguna de las Comisiones Directivas que han llevado adelante la FUTI ha recibido propuestas para rever la situación. Desde un primer momento se respaldó la creación de Socio Espectacular y bajo ningún aspecto se impuso a los grupos federados su participación en él.

La adhesión a Socio Espectacular es totalmente voluntaria por parte de los grupos, y así lo ha hecho el propio Franklin Rodríguez cuando, curiosamente en ese momento lo entendió beneficioso y solicitó el apoyo. El Consejo es el lugar indicado para que cualquier integrante y/o grupo plantee el tema y podamos debatirlo. Nos alarma la capacidad de Franklin Rodríguez de adivinar el pensamiento y el sentir de los demás grupos federados. Eso de “recibir platita por mes y no correr riesgos”, es una falta de respeto a la organización e identidad de cada grupo y una afrenta al espíritu independiente que nos aúna.

El teatro independiente siempre se ha caracterizado por correr riesgos y es ese, quizás, uno de los motivos por los que se necesita de un apoyo desde el sector público. Si nuestra única necesidad fuera “morfar”, quizás incurriríamos en el error de olvidar la importancia del teatro de arte (otro de los principios que nos rigen) y terminaríamos optando por una programación vacía de contenido y sin ningún tipo de rigor.

De sus declaraciones, se desprende otra desagradable sorpresa, con respecto al criterio a aplicar para determinar cuando se es profesional y cuando no. Para la Federación, un artista es profesional por el nivel artístico de su trabajo y no por lo que recauda.

Eso no significa bajo ningún aspecto renunciar a la pelea que damos a diario por captar cada vez más público y contribuir a fortalecer la cultura de nuestro país. La Federación desde su creación ha buscado siempre profesionalizar económicamente a los artistas vinculados al hecho teatral”, expresaron.

“En estos dos últimos años sólo ha hecho una propuesta: un pedido de entrevista con el Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE), argumentando su discrepancia con el criterio de selección de espectáculos que nos representan en el exterior y con la calidad de los mismos. Se votó y por mayoría se resolvió solicitar una entrevista para tratar este tema con las autoridades correspondientes.

Como es de orden, se invitó a quien planteó la inquietud a acompañarnos a la reunión. Lamentablemente, Franklin Rodríguez declinó la invitación .

Como dice Federico García Lorca: “¡Hay que destruir el teatro o vivir en el teatro! No vale silbar desde las ventanas.”

Por último, y aunque parezca innecesario remarcarlo, nadie en la Federación es excluido o discriminado por ningún motivo. Mucho menos por su opción político partidaria.

Sobre la situación con el Teatro El Galpón

“En conocimiento que algunos de los dichos de Franklin habían provocado malestar dentro del grupo y con la convicción de que nuestro rol exige la búsqueda de soluciones ante los conflictos que puedan originarse entre integrantes de la Federación, concurrimos a la reunión.A lo largo de la charla, se manifestó la posibilidad de iniciar acciones legales por injurias, pero en ningún momento El Galpón expresó la intención siquiera de declararlo persona no grata.

Con respecto a esta declaración el Consejo de El Galpón la niega rotundamente.

Más allá del sensacionalismo de la prensa, la manija y agite bocón en las redes, nos sorprendió que se hablara de la defensa de la libertad de expresión y no se hablara del derecho de un colectivo teatral de decidir a quién le brindan su espacio y a quién no. Derecho que pudimos recuperar (junto a otros que habíamos perdido) al volver la democracia a nuestro país”.

Sobre el funcionamiento de FUTI

Franklin Rodríguez afirma que en la Federación hay mucha presión:En las reuniones del Consejo “Levantás la mano, mayoría, cagaste; es así”.Y es de verdad así, porque las democracias se definen por mayorías y nos enorgullecemos de ser democráticos. Creemos que es la única forma de proceder en nuestra organización, en nuestro país. Cada grupo tiene un único representante y un solo voto, sin importar el “tamaño” del grupo.Todas las propuestas que se presentan en nuestra Federación se resuelven siempre en plenario del Consejo.

Pero más nos asombra leer que sus propuestas son acalladas. En estos dos últimos años sólo ha hecho una propuesta: un pedido de entrevista con el Instituto Nacional de Artes Escénicas (INAE), argumentando su discrepancia con el criterio de selección de espectáculos que nos representan en el exterior y con la calidad de los mismos. Se votó y por mayoría se resolvió solicitar una entrevista para tratar este tema con las autoridades correspondientes.

Como es de orden, se invitó a quien planteó la inquietud a acompañarnos a la reunión. Lamentablemente, Franklin Rodríguez declinó la invitación .

Como dice Federico García Lorca: “¡Hay que destruir el teatro o vivir en el teatro! No vale silbar desde las ventanas.” Por último, y aunque parezca innecesario remarcarlo, nadie en la Federación es excluido o discriminado por ningún motivo. Mucho menos por su opción político partidaria” puntualizaron.

Sobre lo políticamente correcto

“Los artistas son por naturaleza políticamente incorrectos. Pero si hay algo a lo que los artistas deben acostumbrarse es a la crítica, mientras la misma se haga con respeto. La respuesta de Franklin hacia la ex fiscal Mirtha Guianze nos resulta denigrante. Desde el movimiento teatral se ha peleado siempre por la equidad y el respeto a la mujer y no nos permitimos pasar por alto un comentario de ese calibre”, señala parte del extenso descargo firmado por la Mesa Ejecutiva de la Federación Uruguaya de Teatros Independientes,Sociedad Uruguaya de Actores e Institución Teatral El Galpón.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.