El Papa designó a Luis Eduardo González como Obispo Auxiliar de Montevideo

A través de una comunicación de la Nunciatura Apostólica en el Uruguay se informó que el Papa Francisco designó al padre Luis Eduardo González, actual rector de Seminario Mayor Interdiocesano Cristo Rey y sacerdote de la Diócesis de Maldonado, como nuevo Obispo Auxiliar para la Iglesia de Montevideo, quien se sumará a la tarea que viene realizando monseñor Milton Tróccoli.

1 37

La noticia se dio a conocer este viernes en Roma. En nuestro país, el primer anuncio se realizó a las 7 de la mañana en el programa “Para empezar el día” de Radio Oriental, la emisora de la Iglesia Católica de Montevideo.

De acuerdo con el Código de Derecho Canónico, cada diócesis –circunscripción territorial de la Iglesia– está bajo el cuidado pastoral del Obispo, que en este caso es el arzobispo cardenal Daniel Sturla.

El obispo auxiliar, como su nombre lo indica, colabora estrechamente en las tareas de gobierno y del cuidado pastoral de los fieles. En Montevideo hay un auxiliar, monseñor Milton Tróccoli, y ahora se sumará el padre González, por lo que serán dos.

Los obispos auxiliares se nombran ordinariamente a petición del obispo diocesano. Sin embargo, la elección la realiza el propio Papa, según el consejo del Nuncio Apostólico, que es su delegado en cada país.

Trayectoria

Nacido en Gregorio Aznárez, Maldonado, el padre Luis Eduardo González Cedrés tiene 46 años. Es ingeniero en Sistemas por la Universidad ORT, bachiller en Teología y licenciado en Teología por la Facultad Monseñor Mariano Soler.

Pertenece a la diócesis de Maldonado-Punta del Este. Su ordenación diaconal fue el 12 de octubre de 2008, y el 18 de abril de 2009 recibió la ordenación sacerdotal.

En Maldonado se desempeñó como asesor de la Pastoral Juvenil (2009-2012), Pastoral Vocacional (2009-2016) y secretario canciller (2009-2014). Desde setiembre de 2010 es administrador parroquial de la Parroquia Ntra. Sra. del Rosario en la Barra de Maldonado. En enero de 2014 asumió como vicario general de la diócesis.

Desde 2013 se desempeña, además, en el Seminario Interdiocesano Cristo Rey, donde se forman los futuros sacerdotes. Fue formador y acompañante espiritual hasta diciembre de 2016, cuando fue designado rector. Hasta el momento hace compatible este encargo con los dos que tiene en Maldonado.

El nombramiento como obispo auxiliar no implica dejar su cargo en el Seminario, por lo que seguirá siendo rector.

“Cuenten conmigo, ahí estaremos”

Consultado el padre González por el nombramiento, primero dijo que lo tomó por sorpresa. La noticia le fue dada poco antes de que comenzara sus ejercicios espirituales, por lo que tuvo algunos días para meditarlo tranquilamente con el Señor antes de que se hiciera público este viernes .

“Por gracia de Dios me permitió ir pasando del asombro y la sorpresa a un momento de mucha paz y también, ya culminando los ejercicios, de alegría y esperanza. Pero sobre todo paz, esa es la sensación y lo que tengo en mi corazón después de haber rezado estos días, después de aceptar e ir incorporando de a poco lo que significa este nombramiento”, declaró el Padre González al programa “Para empezar el día” de Radio Oriental, donde se conoció la noticia.

El sacerdote se comunicó con el cardenal Sturla, a quien asistirá a partir de ahora. “Resalto la cercanía del Cardenal, la confianza y la alegría de poder contar con mi ayuda en su tarea”.

También intercambió algunas palabras con monseñor Rodolfo Wirz, Obispo de Maldonado, donde hasta el momento se desempeña como vicario general y administrador parroquial.

“Hoy tendremos una charla más extendida sobre algunas cosas de la diócesis de Maldonado. Él se alegra mucho por lo que significa el don que se le regala a la Iglesia cuando hay un nombramiento, es para servir mejor al pueblo de Dios”, indicó el designado obispo auxiliar de Montevideo.

Continuará al frente del Seminario

Según explicó, “el nombramiento viene con la permanencia en el Seminario como rector”, por lo que no está previsto que deje ese encargo.

Si bien es oriundo de Maldonado (nació en Gregorio Aznárez), en la entrevista comentó que recibió el sacramento de la Confirmación en la capital y que ese fue uno de los momentos determinantes en su vida: “Siempre hubo algo en Montevideo que me une”.

Agregó que conoce esta Arquidiócesis por su contacto con los seminaristas y con lo que se hace a nivel pastoral, pero reconoció que le falta mucho por conocer.

Luego continuó: “A los de la diócesis de Montevideo les pido paciencia para que pueda acompañarlos, intentar integrarme de a poco, quererlos, y en lo que pueda ayudar al Cardenal en su misión de apacentar al pueblo, que cuenten conmigo, ahí estaremos”, prometió. (Fuente: portal Iglesia Católica de Montevideo)

También podría gustarte
1 comentario
  1. Vecino dice
    uhh que cara de come nenes por favor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.