Reseña de una icónica poetisaEmily Dickinson, un mar de composición para el mundo

0 10

La pasión y profundidad al escribir sus poemas, le dieron un lugar póstumo en el podio de las mejores bucólicas del mundo.

Emily Elizabeth Dickinson fue una poetisa estadounidense que nació el 10 de diciembre de 1830 en Amherst, Massachusetts. El legado de prosas que dejó a la humanidad fue tan sensible, misterioso y profundo que llega a ser reconocida como una de las más grandes líricas de habla inglesa de todos los tiempos. Ocupa un lugar fundamental entre los más grandes poetas de Estados Unidos entre los que están Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman, según reseña TeleSur.

Formación y educación

Dickinson nació en tiempos anteriores a la Guerra de Secesión, cuando fuertes corrientes ideológicas y políticas chocaban en la sociedad de clase media-alta estadounidense. La severa religiosidad puritana se hacía presente en todas partes, y su padre el político y abogado Edward Dickinson junto a su madre Emily Norcross se encargaron de que estos preceptos estuviesen arraigados en la forma de ser y conducirse de esta poetisa.

Para 1840 la Academia de Amherst, que era sólo para varones, abrió por primera vez la inscripción de niñas, y fue allí donde su padre y madre la inscribieron. Recibió preparación en literatura, religión, historia, matemáticas, geología, biología, álgebra, geometría y nació su profundo interés por las ciencias. Estos conocimientos la hicieron resaltar en lo que fuera su nueva casa de estudio, el Seminario para Señoritas Mary Lyon de Mount Holyoke, donde se formó desde sus 18 años de edad. En la primavera Emily enfermó y ya no pudo permanecer en el seminario, su padre la trajo de regreso a casa y después de esta segunda experiencia académica no volvió a estudiar nunca más.

Los amores frustrados de la poetisa

La vida amorosa de la poetisa aún para los historiadores está llena de muchas preguntas sin respuestas, pero sus escritos y poesías hablan de que tuvo un amor no correspondido. Se especula que ese amor se dividía en dos vertientes (en diferentes momentos), el primero de un joven a quien su padre le prohibió seguir viendo, el segundo, un pastor protestante casado que huyó a una ciudad distante a fin de no sucumbir ante su belleza. También se decía que esta dama estaba enamorada de su consejera, amiga y esposa de su hermano mayor.

Emily a sus 30 años se convirtió en una ermitaña

Al cumplir 30 años de edad y al aparecer una carta de esta escritora, se conoció que los nombres de sus dos amores eran el joven Benjamin Franklin Newton y el pastor Charles Wasdworth a quienes menciona en sus escritos. Tras la muerte de estos hombres que representaban su inspiración, Dickinson decidió recluirse en su habitación y sumergirse en la escritura de la poesía. Recrudeció la negativa a la publicación de sus poemas y comenzó a dejar de salir su cuarto, adoptado por costumbre vestir de blanco.

Un legado de más de 1800 poemas para el mundo

Escribió unos 1800 poemas durante su auto reclusión o encierro. La primera figura literaria de la época en darse cuenta de su valía como poetisa fue el clérigo y escritor Thomas Higginson, que le aconsejó no publicar su obra ya que iba en contra de las convenciones literarias de la época. Pero su otra influencia literaria, la novelista Helen Jackson, intentó convencerla para que publicara un libro de poemas.

Muerte de una de las poetas más influyentes de la literatura americana

Emily Dickinson murió el 15 de mayo de 1886, a sus 55 años en la misma casa en la que había nacido y en la que había permanecido encerrada por decisión propia durante años. Al padecer falleció por sufrir del mal de Bright, que es enfermedad renal que se describiría en la medicina moderna como una Nefritis degenerativa aguda o crónica, especialmente parenquimatosa. En vida solo se publicaron seis de sus poemas, algunos sin su consentimiento, pero tras su muerte se encontraron entre sus pertenecías aproximadamente 1800 poemas, algunos de los cuales sólo eran fragmentos. A partir de este material, Mabel Loomis Todd, una amiga de Amherst, editó la primera selección de su obra, Poemas (1890), que tuvo un gran éxito popular.

Éxito póstumo

No fue hasta la muerte de Emily Dickinson en 1886 cuando se descubrió su gigantesca obra. Este hallazgo se da gracias a su hermana pequeña Lavinia, quien halló en su cuarto los cuadernos de poemas que la escritora había redactado a lo largo de su vida. Emily previamente le había solicitado a Lavinia que se deshiciera de todos sus escritos, esta para obedecer la solicitud quemó gran parte de ellos pero se negó a deshacerse de su diario. Hoy se conoce la increíble obra poética de Dickinson gracias a que su hermana salvó sus poemas del fuego.

Curiosidades

– Duró por voluntad propia alrededor de 15 años encerrada en su casa.

– No era nada sociable, nunca se casó, no tuvo hijos y no le gustaba ver a sus amigos en persona.

– Los últimos años de su vida vistió de blanco: Tomó una extraña costumbre de vestir de blanco y solicitó a sus familiares que la sepultasen en un ataúd de ese color.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.