ENTREVISTA A MAURICIO UBALEstán “cayendo” los derechos de canciones icónicas uruguayas

4 272

El pasado 17 de mayo en la sede de la Sociedad Uruguaya de Artistas Intérpretes (Sudei), una representación de los principales artistas intérpretes y productores uruguayos se reunieron para anunciar el inicio de una campaña en defensa de sus justos derechos, para lograr la igualdad de los derechos de los artistas uruguayos frente a los extranjeros, solicitando la ampliación del plazo de protección de sus obras y el control sobre las mismas a 70 años.

“Iniciamos esta campaña para que se sepa del tema tanto hacia el sistema político como a la interna misma de los propios perjudicados que son los artistas, que muchas veces no están ni conocen estos vericuetos legislativos, explicó Mauricio Ubal en entrevista con LA REPÚBLICA.

Ubal, músico, compositor y presidente de la Cámara Uruguaya del Disco, recordó que la ley de autor uruguaya vigente data de 1937. “Es una buena ley, pero en su momento fijó 50 años de plazo para proteger las obras artísticas-con la perspectiva que tenían de vida en ese entonces-.

Es decir, significa que a partir del primer año de la publicación original de una obra artística, en este caso un disco o canción, el artista y el productor fonográfico o sea el que es propietario de esa grabación –que muchas veces coincide en la misma persona pero muchas veces no- la ley dice que tienen 50 años para usufructuar esos derechos, para tener el derecho de uso, es decir, tener el derecho de autorizar o no para tal o cual uso”.

Esa ley de 1937 establece 50 años de protección que en los hechos se ha quedado “corta”, porque hoy la expectativa de vida es otra. “Hoy los artistas se suben al escenario a los 75 años tranquilamente, eso va a continuar así y llega el caso que se suben empiezan a cantar canciones cuyas primeras ediciones ya están en dominio público lo cual es un absurdo”.

Dominio público

El dominio público se da cuando se termina el plazo de protección antes mencionado, eso pasa a una especie de “bolsa” común lo que correspondería a las regalías tanto del productor como del intérprete que luego tiene diferentes usos. “Va para algunos fondos como el Fonam o Cofonte (para el teatro). Pero eso está pensado para obras clásicas como las de Mozart que pasaron cientos de años y ya los herederos usufructuaron durante años sus derechos de autor. Está bien que eso alimente una bolsa que en nuestro país respalda a fondos necesarios pero ¿qué pasa? No tiene sentido que la ley se convierta en una especie de “castigo” para la gente que vive mucho”, reflexionó Ubal.

“Llegan a los 75 años y los artistas a esa edad han mermado sus actuaciones, sus ingresos, no están en general protegidos por jubilaciones y seguros -por su propia dinámica de trabajo-, entonces , estas regalías que los artistas cobran en Sudei son muy necesarias e importantes para el núcleo artístico. No sólo para aquellas figuras que aparecen en las tapas del disco, sino para un montón de artistas que son los que tocan en la segunda fila, percusionistas, bajistas, tecladistas que están en todos los discos de cualquier artista -del género que sea- y que para ellos es importante. Ellos participan en un montón de discos y nadie sabe su nombre.

Ellos tienen su retribución por ese lado, entonces, no tiene sentido que la ley los castigue en el momento final o etapa última de su vida sacándole los derechos que tuvieron hasta ese momento”.Esta situación legal es mundial, no es sólo problema de Uruguay, pero la diferencia está en que todo el mundo ha ido corrigiendo eso como mínimo a 70 años. “Uruguay se quedó atrasado y eso que es un país que hoy en día se reconoce como un adelantado en la defensa de muchos derechos. Está anclado en los 50 años de protección de esos derechos y fuera de contexto de todo el mundo”, alertó.

La iniciativa de los intérpretes y productores ante esta inequidad legal salió a la luz motivada por dos puntos importantes: la inminente firma de un TLC con la Unión Euopea (UE) y la sensibilidad ante la caída de los derechos de importantes obras artísticas del cancionero popular uruguayo de los años 60 (desde Los Olimareños , Mateo y El Kinto entre muchos otros) que son parte del patrimonio cultural musical de Uruguay.

“Es un tema que nosotros venimos trabajando hace varios años pero ahora se hace la situación más evidente y sensible. Porque se empezó a hablar de la firma de un Tratado de libre comercio (TLC) con la Unión Europea que ahora está detenido, pero que en algún momento va a salir y el tema es que toda la UE y todo el Mercosur -excepto Uruguay- ya tiene sus 70 años. Es decir, todos los artistas de todos estos países están protegidos con 70 años o más excepto Uruguay. Es un absurdo que Uruguay tenga menos protección, de ahí la premisa de nuestra campaña “¿por qué lo nuestro vale menos?”.

Ahí nosotros hicimos el primer alerta. Cuando empezamos a ver si esto era así y si se podía cambiar en un tratado de libre comercio, las autoridades nos dijeron que la solución no era arreglarlo en la firma de un convenio sino que había que cambiarlo vía la legislación nacional y ahí automáticamente se quedaría equiparado con el resto de los países”, detalló.

“El otro gran motivo de sensibilidad para todos nosotros es que en estos años están cayendo los derechos de la generación de los años 60 del siglo pasado. Generación muy rica y potente, está todo el folclore con Los Olimareños, Zitarrosa, Carbajal, todas esas figuras importantes de ese momento y sus canciones y todo lo que fue el advenimiento del Candombe Beat, Mateo, Rada, el Kinto. Son cosas que sobreviven y son escuchadas, son referentes para todos nosotros. Esa gente se empieza a quedar sin derechos, empiezan a caer sus derechos”, lamentó.

Intérprete y productor

Ubal puntualizó que de lo que se está hablando ahora, es de los derechos del intérprete y del productor. “A veces es confuso de entender, la ley de autor como dice el nombre obviamente también ampara a los autores y compositores, pero esa ley los 50 años son después de la muerte del autor de la obra. Es decir, tienen 50 años los herederos para usufructuar. Pero ese tema de los autores no es motivo de nuestro movimiento , es un tema que los autores seguramente lo tomarán más adelante.

Lo que nos sensibiliza ahora, son estos derechos sobre las obras, sobre la edición de las obras y que de allí surgen los derechos de los artistas e intérpretes. Es decir, el derecho surge de la difusión pública, son derechos de comunicación publica cuando se pasa una canción por radio, televisión, cuando se toca en vivo, cuando se reproducen mecánicamente en bailes una canción cualquiera , todo eso genera derechos”.

Contactos políticos

La modificación de la ley depende de la voluntad política de los legisladores. “Esto sigue ahora con los contactos políticos que iniciaremos en breve. Esto no tiene dos lecturas, porque no solo se trata de dinero sino de derechos y derechos que dignifican el trabajo de los artistas. No se trata ni de mucho ni de poco, no importa cuál es el volumen de lo que cada artista cobre con sus regalías, eso depende de la difusión de la música que él tocó. Pero sí implica, reconocer, mantener los derechos y eso es muy importante porque hacen al reconocimiento del trabajo artístico.

Es realmente un tema de voluntad política para cambiar la ley. Por eso primero planteamos para que se entienda que no es un reclamo de tres o cuatro. Estamos hablando de 4 o 6 mil personas las que cobran los derechos. Son artistas que no tienen nombre conocido. Vamos a apelar a que esto sensibilice a los parlamentarios y podamos tener una resolución rápida y del mejor modo para que se aggiorne esta ley”.

Una vez hecho público el reclamo, Ubal dijo días pasados que no hubo legisladores que se acercaron a interiorizarse o preocuparse por el tema. “No hubo por ahora, somos muchos músicos que hemos participado activamente apoyando todas las movidas políticas en estos últimos años y no hemos recibido ninguna llamada preocupándose por el tema.

Pero bueno, vamos a ir hacia ellos y en un tono que no es más que apelar a la sensibilidad para solucionar un tema que además no molesta, no perjudica a nadie, ni a Estado ni a privados ni a nadie, sino que sencillamente es modificar el canal hacia donde van las regalías que se cobran o se van cobrar”.

Acopio de firmas

“Creemos que es una movida que va a tocar a todos los músicos involucrados que son varios miles. Lentamente estamos entrando a contactar al resto para que se acerque y firme. Habrá momentos donde se hará acopio de firmas en fechas importantes, la fechas en las que Sudei hace sus liquidaciones a mitad de año (15 de junio), ahí se reúnen miles de personas y será un lugar clave para la recolección de firmas. Creo que ya hemos dado muestra que a los músicos e intérpretes les preocupa el tema y a los productores”.

En ese sentido, Ubal recordó que los productores o sea los sellos discográficos uruguayos son los que han grabado prácticamente el 100% de la música uruguaya. “Acá no hay multinacionales (salvo casos muy específicos como Los Shakers o Los Iracundos, y algún disco puntual) Todo el resto de los discos de cualquier género fue grabado y fue una inversión de un productor nacional, más grande, chico, con fines comerciales, artísticos, político, lo que sea, pero son nacionales.

A lo largo de la historia hubo más de 50 sellos , los catálogos que tiene Orfeo, Sondor, Ayuí, MMG, Perro Andaluz, entre otros, son catálogos que son la base de la música uruguaya. Es importante que los sellos no pierdan el derecho de cobro de esas regalías por la difusión de esos discos”.

También podría gustarte
  1. ariel dice

    No queda claro que es lo que se quiere; cual es la modificación de la ley.
    Ya en un proyecto de rendición de cuentas, se incluyó ir de los 50 a los 75, algo que fue cambiado.

  2. Soyyo dice

    ESTIMADO ARIEL
    MAURICIO LO EXPLICA MUY BIEN.
    POSIBNLEMENTE LA MEJOR EXPLICACIÓN QUE SE HA REALIZADO SOBRE EL TEMA.
    EL RECLAMO ES SOBRE LOS DERECHOS DE INTÉRPRETE, NO SOBRE LOS DERECHOS DE AUTOR.
    A VER, SI YO QUIERO UTILIZAR UNA OBRA DE UBAL, PARA UNA PUBLICIDAD, DEBO PEDIR SU AUTORIZACIÓN. HOY, TRANSCURRIDOS 50 AÑOS DEL ESTRENO DE ESA OBRA, YO YA PUEDO UTILIZARLA SIN PERMISO DE NADIE.
    A ESO SE OPONEN (A MI JUICIO CON RAZÓN LOS ARTISTAS)
    TAMBIÉN DICE MUY BIEN UBAL, QUE EN EL CASO DEL DERECHO DE AUTOR (QUE ES OTRA COSA) LA OBRA PASA A DOMINIO PÚBLICO 50 AÑOS LUEGO DE LA MUERTE DEL AUTOR (TIEMPO EN QUE SUS HEREDEROS USUFRUCTÚAN LO PRODUCIDO).
    ESPERO SEA DE AYUDA.

    1. Darío dice

      Esta movida es evidente que está armada para las discográficas, si Ubal está en la Cámara del Disco. En la rendición de cuentas de 2013 quisieron hacer lo mismo y se armó un lío bárbaro.

      Soyyo, si querés usar una obra de Ubal tenés que pedirle permiso aunque transcurran 50 años del estreno, porque él es el autor y los derechos de autor duran 50 años después de la muerte.

      1. Soyyo dice

        HOLA DARÍO.
        ES CORRECTO LO QUE DECÍS.
        LO IMPORTANTE ES DIFERENCIAR ENTRE DERECHOS DE INTÉRPRETE Y DERECHOS DE AUTOR.
        EN EL PRIMER ARTÍCULO, POR FALTA DE INFORMACIÓN SE HABLÓ DE DERECHOS DE AUTOR, Y NADA TIENE ESO QUE VER CON DERECHOS DE INTÉRPRETE.
        OBVIAMENTE QUE LOS MÁS FAVORECIDOS SON LOS EDITORES (NI SIQUIERA HABLO DE DISCOGRÁFICAS) , EN ESPECIAL LAS MULTINACIONALES Y LOS AUTORES COMO SIEMPRE (EL HILO MÁS FINO) SON LA CARNE DE CAÑÓN DE LA MOVIDA, YA LO DIJE DÍAS ATRÁS AQUÍ MISMO.
        SALUDOS

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.