Se eligió ayer la nueva Asamblea Nacional“La revolución cubana continuará”

0 11

“La Revolución continuará pese a que ya no habrá un Castro en la presidencia de Cuba”, aseguró la cancillería cubana ayer, en momentos en que se inicia un proceso electoral que culminará en abril con un nuevo gobernante en la isla socialista. “Algunos escuchan cantos de sirena y anuncian el fin de la ‘era Castro’. El próximo presidente podrá no tener ese apellido; pero será, sin duda, un hijo de la Revolución, la de Fidel Castro, Raúl Castro… formado en ella y la seguirá llevando adelante junto al pueblo de Cuba”, dijo la cancillería en Twitter. Los cubanos acudieron ayer a las urnas para ratificar a los 605 diputados de la Asamblea Nacional. De entre ellos, la propia Asamblea elegirá en abril al sucesor del actual presidente Raúl Castro, quien ha gobernado la isla durante la última década. Antes, su hermano Fidel Castro, líder de la Revolución cubana, fue presidente desde 1976 hasta 2008, siempre reelecto por el Parlamento. Falleció en 2016. La sucesión de los Castro marcará el inicio del relevo generacional en Cuba, que no se desliga sin embargo del “castrismo”. La Constitución instituye al Partido Comunista de Cuba (PCC) -del cual Raúl continuará como primer secretario hasta 2021- como la “fuerza dirigente superior de la sociedad”. Todos los pronósticos sugieren que la Asamblea Nacional elegirá en abril como sucesor de Castro al actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años. Sería la primera vez desde 1976 que una persona sin el apellido Castro, y que no sea un militar que peleó en la Revolución, ocupe la presidencia. Díaz-Canel afirmó ayer tras sufragar que “al ejercer el derecho al voto, el pueblo defiende su soberanía ante las amenazas a la Revolución en medio de un coyuntura mundial compleja” y recordó que “los sufragios transcurren en el contexto de una relación deteriorada con Estados Unidos como consecuencia de una administración que ha ofendido a Cuba y vuelve a la retórica de la Guerra Fría”. El primer vicepresidente cubano se refirió al recrudecimiento de la política de Washington hacia La Habana después de la llegada al poder del presidente Donald Trump y rechazó la decisión de la Casa Blanca de retomar los postulados de la Doctrina Monroe. “Con nuestro voto demostramos que esta Patria sigue siendo independiente, libre, soberana y socialista”, añadió luego de saludar a electores, pioneros e integrantes de la mesa electoral. En otro momento, el alto funcionario aseveró que ejercer el derecho al sufragio representa un compromiso con la generación histórica que forjó la Revolución y es un tributo al líder histórico Fidel Castro, así como un apoyo al presidente Raúl Castro.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.