Un especialista la está atendiendo en una clínica de TurquíaMaya, la niña siria que usa latas en lugar de prótesis

Maya tiene 8 años y perdió sus dos piernas, ella vive en un campo de refugiados en Siria. Puede caminar gracias a unas prótesis caseras que le hizo su padre.

2 653

La pequeña Maya Meri perdió las piernas luego de nacer. A los ocho años de edad, la niña va a la escuela caminando con las prótesis que le hizo su padre, Ali Meri, quien también está discapacitado, con caños de PVC y dos latas. En el camino a la escuela, en ocasiones Maya prefiere arrastrarse por el suelo, porque le duele caminar con las prótesis.

Maya y su familia lograron escapar del régimen de Bashar Al Assad y se pudieron resguardar en un campamento en Idlib, en el área rural al sur de Alepo, en Siria. Ellos viven en el campo de refugiados de Ser Ceble, que limita con Turquía, en una de las carpas distribuidas por los organismos de ayuda.

Maya logró superar todos los limites con mucho amor. Y con lo poco que tenía a mano. Mohammed, su padre, dijo: “Pensé en hacer algo que la protegiera en el suelo de piedras y otras cosas, así que hice estas extremidades para ella”.

Mohammed tiene un desorden físico en sus piernas, por lo que también tiene que arrastrarse por el campamento. Él asegura que él y sus seis hijos pasan sus días en la carpa, incluso en el intenso calor del verano o en el frío del invierno.

“Me vi obligado a emigrar de los ataques aéreos del régimen de Assad al campo del norte de Idlib. Tengo una hija con discapacidad para caminar, de 8 años. Los médicos le cortaron las piernas desde las rodillas, ya que se le deformaron al nacer”.

Pero la historia de la pequeña Maya tuvo un giro. Ya que ella se encuentra en una clínica de Estambul, Turquía. Su historia se esparció por todo el mundo muy rápidamente y hubo respuesta. Ya que un especialista en prótesis turcas llamó a la Media Luna Roja Turca, la organización humanitaria más grande de Turquía, que evacuó de Siria a la pequeña y a su padre.

Días pasados, el especialista en prótesis, Mehmet Zeki Culcu, quitó las piernas improvisadas de Maya. Primero envolvió sus extremidades en capas protectoras de tela y luego la colocó en prótesis temporales.

Con la ayuda de un andador, Maya practica pasos. Con el tiempo, sus prótesis de prueba se alargarán con una articulación de rodilla y luego se extenderán por debajo de la rodilla.

Ahora Maya se convirtió en un símbolo infantil para que el mundo se conmueva y se pueda para poner fin a la guerra civil en Siria.


También podría gustarte
2 Comentarios
  1. Ana dice
    Esa Guerra sangrienta se tiene que terminar
  2. Rodolfo Senserey dice
    A Occidente no le importa que termine esa guerra… como tampoco la de Yemen.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.