La Opinión del Concurso / Foto © José AriSi - www.CarnavalEnFotos.Com.UyNazarenos, defiende el título con solvencia

0 5

Nuevamente logró maravillar al público del Teatro de Verano con una propuesta revisteril que, a esta altura se transformó en marca propia. Con una cobertura excelente de los rubros técnicos donde nada se dejó librado al azar, este conjunto sigue dando que hablar en las carnestolendas donde ya levantó dos trofeos en la misma cantidad de participaciones. Una escenografía impactante, un vestuario muy colorido y textos que son de los mejores de la temporada se encamina a ser animadora nuevamente del concurso. La dupla Medina – Rodríguez este año es acompañada por Pablo Oyenarth, un notable actor que en su debut carnavalero demostró estar a la altura de tamaña responsabilidad. Las risas son constantes y no hay tiempo de reacción pues el ritmo que se le pone a los cuadros intermedios es tremendo logrando una increíble comunicación con los aficionados. El cuero de baile es otro punto fuerte de este grupo, los integrantes del mismo cumplieron una buena tarea dando el marco justo para que todo brillara. Los solistas respondieron a la exigencia y la banda musical acompañó adecuadamente. Solamente le notamos una falla y fue en la iluminación del espectáculo el cual quedó demasiado oscuro por momentos y eso no permitió visualizar algunos gestos. En resumen, otro año bárbaro de este conjunto que se transforma en referencia de su categoría y es el candidato a vencer por sus rivales. Falta mucho y esto es un concurso de rubros. Falta y Resto Corría el año 1980 cuando un grupo de muchachos decidieron desparramar su arte en un carnaval donde la censura hacía pata ancha. Entre esos muchachos estaba un joven basquetbolista que soñaba con plasmar en una murga sus ideales libertarios y su compromiso social Raúl Castro junto a Hugo Broccos se pusieron al frente de esa nueva murga y lograron posicionarla entre las favoritas del público. Los años pasaron, la democracia volvió al país y este flaco melenudo se encaprichó en darle a su murga un contenido social y una forma de decir las cosas que mezclaba rebeldía, pasión y poesía. Llegaron los triunfos, las giras por el mundo, las peleas, el volver a armar el plantel pero, con errores y aciertos la murga lograba cautivar al público. Fueron más perdidas que ganadas en el concurso, hubo espectáculos maravillosos y otros que no estaban a la altura de tamaño murgón pero eso es simplemente anecdótico, la murga se negaba a ella misma y buscaba nuevas formulas. No hace mucho, su hermano de la vida lo llamó y el “Flaco” fue a verlo, charló con él y se pusieron de acuerdo que no era el momento de reencontrarse y el “Choncho” Lazaroff le pidió que volviera un rato a seguir con esa prédica. Raúl volvió, contó su experiencia y se juró disfrutar cada momento que le quedara, así lo hizo, trajo su murga nuevamente al carnaval y fue feliz. ¿El espectáculo de la murga? No importa, en estos casos es preferible celebrar la vida y el reencuentro. Nazarenos Regresaba al Ramón Collazo como el actual campeón y eso era una responsabilidad extra para este conjunto que se preparó con todo para defenderlo con uñas y dientes. La producción de este grupo es tremenda, impacta ni bien se abre el telón (debe ser la mejor apertura de esta temporada) con un vestuario fastuoso y una escenografía de las mejores que se vieron en este certamen. La primera parodia (La Bella y la Bestia) está jugada íntegramente al humor el cual se logra permanentemente, con una historia bien contada respetando el guión original y actuaciones formidables de sus intérpretes. La segunda (La vida de China Zorrilla) tiene el cometido de recrear la vida de la famosa actriz apuntando mas al relato que al humor con una fantástica actuación del multipremiado Aldo Martínez. Esta última, es sin dudas la que tiene menos rodaje y la que seguramente crecerá mucho en la segunda rueda. Los rubros se cubren con excelencia, los solistas son de los mejores que se han visto con un rendimiento excepcional cada vez que les toca ir a interpretar. Un aparte merece el justo homenaje que le brindan a Miguel “Pendota” Meneses, con un texto brillante y una interpretación de Miguel Villalba que quedará para el mejor recuerdo. En síntesis, otro gran año de este conjunto que se suma a la lista de candidatos en una categoría muy competitiva y peleada. La Clave Es una murga que sorprende en los últimos años, “Los Carolinos” demuestran años a año que están para animar el concurso y se preparan para eso. En esta temporada nos ofrecen “Brutal” un ejército normando que cautiva en su presentación estética, un vestuario fabuloso y una escenografía excelentemente concebida. La murga no tuvo la mejor noche en la parte vocal donde evidentemente el audio le complicó la correcta emisión del coro. Los textos tienen una creatividad muy buena y se pasa de un cuadro a otro con dinamismo y calidad. La critica está centrada básicamente en el gobierno central sin que se haga mención alguna a su realidad departamental (bueno, debe ser una excelente administración la de Antía) eso la hace mas integral y directa. Una notable puesta en escena da el marco justo para que este espectáculo se disfrute y mucho. La despedida es otra joyita de este grupo que quiere nuevamente estar en la conversación y seguramente con algunos pequeños ajustes podrá llegar a las finales con chance.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.