#OpiniónPlacas de la Memoria vandalizadas

0 60

En estos días aparecieron nuevamente distintas placas de la memoria histórica de la lucha contra la dictadura vandalizadas. A muchos parece llamarles la atención estos lamentables sucesos, que son verdaderos atentados a la memoria histórica de nuestro pueblo.

Pero en realidad es lógico pensar que mientras en el país siga existiendo una total impunidad de los genocidas, ellos se agrandan y hacen esto y seguirán por ese camino. Y es en esto en lo que hay que reparar. La complicidad del Estado como tal para que los asesinos, torturadores y secuestradores de niños sigan libres, hace que estos hechos se produzcan.

Nuestro pueblo, a partir de la lucha de las madres de los desaparecidos, realizó una serie de medidas para terminar con la impunidad, pero realmente se demuestra que esto no alcanza. Hay que rodear de solidaridad a las madres, y son las organizaciones sociales más representativas las que deben colocar en su agenda de lucha permanente el tema. Debe de gestarse un plan de movilizaciones sistemático contra la impunidad, el 20 de mayo solamente no alcanza.

La complicidad de sectores de la llamada “justicia”, que alarga trámites, obstaculiza investigaciones colocando todo tipo de artilugios supuestamente legales hace que la impunidad siga viva y reactivando prácticas fascistas en el país.

La memoria siempre sirve si empuja a la acción contra los desmanes cometidos, de lo contrario es solamente un saludo a la bandera, para quedar bien y decir que estamos haciendo algo. Mientras tanto los genocidas siguen gozando de libertad como si nada pasara.

El país no puede jactarse de ser verdaderamente democrático mientras ello siga sucediendo. Es evidente que están esperando que muera toda una generación que sufrió las consecuencias para que así quede todo en el olvido. Pero no lo lograrán, las nuevas generaciones seguirán luchando hasta que la impunidad sea encarcelada por la historia. Lo demuestra el hecho de que en España hasta el día de hoy se sigue investigando las masacres de Franco.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.