Despenalización del aborto en ArgentinaY ahora que estamos juntas…

Las más jóvenes fueron las protagonistas más expuestas, mientras el conjunto del histórico activismo feminista tejía y destejía invisible, pero intensamente eficaz.

0 163

Nacida en los Encuentros Nacionales de Mujeres en el 2004, la “Campaña por el Derecho al Aborto Seguro Legal y Gratuito” trabajó y presentó el proyecto que llegó seis veces hasta la mesa de entradas, desde donde no lograba llegar al recinto.

Paradójicamente, a cada presentación frustrada se sumaron más adhesiones: organizaciones no gubernamentales, universidades, personalidades individuales, grupos militantes con o sin partido político, secretarias de la mujer de los sindicatos.

Articulación transversal

Así, mientras el “no debate” en el Congreso parecía ganar al compás de los medios hegemónicos, el feminismo seguía trabajando para cambiar los tan patriarcales sentidos comunes, reforzados en el contexto de un gobierno neoliberal que arrasa con derechos adquiridos y un muy político Papa argentino. Desde el 2015, el “Ni Una Menos” le suma masividad al reclamo. Y atraviesa las fronteras hermanándonos aún más.

La imprescindible articulación transversal se vio expresada en las cuatro firmantes que presentaron el proyecto: Victoria Donda (Libres del Sur), Brenda Austin (radical UCR) Mónica Macha (Frente para la Victoria (K)) y Romina del Pla (FIT-Partido Obrero)).Ya en el Congreso, el grupo de trabajo legislativo sumó al massismo (Massa) en Cecilia Moreau y al propio Presidente del Plenario, Daniel Lipovetsky (PRO).

Perfectamente equilibradas en sus argumentaciones -una mitad a favor y la otra en contra- 738 exposiciones se escucharon durante casi dos meses y marcaron el ritmo de un Congreso que hasta ahora se había resistido al reclamo.

La última semana, el “poroteo” (conteo de votos) fue pura adrenalina para ambos sectores.

Los grupos antiderechos avanzaron con manifestaciones callejeras, que llevaban en alto un muñeco-bebe de yeso que pedía “quiero vivir”. El slogan fue “salvemos las dos vidas” y tanto la bandera como los pañuelos- aparecieron sobre el final en respuesta a los históricos pañuelos verdes de la Campaña- fueron celestes. Que no queden dudas: ese color en Argentina es el de la insignia nacional y solo se asocia con el concepto “la patria”.

Se ganó en la calle…

En las últimas 48 horas el conteo daba empate. Congresistas que se manifestaron a favor empezaron entonces a recibir brutales presiones, siempre anónimas.

En ese contexto de tensión y también de alegría para las militantes, se tomaron las calles. Y también algunos colegios. De los dos temas a negociar uno fue la objeción de conciencia. El otro, la “edad”.

Para los grupos antiderechos, se puede ser madre sin autorización a los 12 años, pero no ir sin permiso a abortar a un hospital. Las adolescentes y muchos de sus compañeros salieron fuertemente a cuestionar el absurdo. Pintados sus rostros con brillantinas verdes, con sus pañuelos y sus ideas como bandera, fueron tapa de los diarios y ocuparon el prime time de los medios audiovisuales.

El final es conocido: el 14 de junio, una fría mañana en Buenos Aires, algunas con la tele prendida, otras en la calle desde la noche anterior a pesar de la helada, muchas acompañadas por varones que militaron la causa…, gritamos de emoción sin poder dejar de reír y llorar al mismo como me pasa ahora mismo, mientras escribo.

Luego de casi 22 horas de una histórica sesión, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de despenalización del aborto por una diferencia impensable apenas unas horas antes: 129 a favor, 125 en contra.

La sesión fue maratónica: 22horas con final abierto. Tres representantes de la provincia de La Pampa se inclinaron por el sí a la despenalización y legalización del aborto y escribieron esta página, que quedará, sin dudas, como la muestra de la capacidad del movimiento de mujeres y sobre todo de su núcleo feminista, para articular con estrategia y agenda, en pos del logro de los derechos que nos son negados por la institucionalidad.

Ahora la iniciativa llegará al Senado, donde puede recibir la sanción definitiva, ser modificado o rechazado de plano. Nosotras ya ganamos.

El panorama ya no es el mismo

Se diluye la discusión acerca de si el presidente habilitó la discusión para que pase desapercibida la firma del convenio con el Fondo Monetario Internacional (FMI),-cuyo destino de mayor pobreza será inexorable- porque aun si así fuera, este logro no retrocede. Vamos a discutir ese convenio (FMI) con más fortaleza aún, la que nos da la media sanción y la esperanza de esta ley que reclamamos desde el regreso a la Argentina de la democracia en 1983.

En una paleta que mezcla ignorancia con crueldad, un médico twiteó: “en mi guardia los abortos se harán sin anestesia”. La diputada Estela Regidor igualó a mujeres con perritas: “si nuestra perrita queda embarazada buscamos a quien regalarle los cachorros”…Sobresalen indisimulables, las sonrisas y las bellas lágrimas, los agradecimientos a las referentes luchadoras incansables y un sticker que nos emociona: ” Somos las hijas de los pañuelos blancos y las madres de los pañuelos verdes”.

Las hermanas latinoamericanas nos han acompañado. Sabemos que la Marea Verde inundará las calles de la región. Por la libertad y la autonomía de las mujeres, ¡aborto legal ya!.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.