Familiares. “La verdad sigue ausente”A 42 años del golpe de Estado

La organización de Familiares Detenidos Desaparecidos emitió ayer un comunicado en donde denuncian que “la verdad sigue ausente” tras 30 años de gobiernos democráticos.

El mensaje se dio a conocer en la fecha en que en el país se conmemoraron 42 años del golpe de Estado perpetrado por el expresidente Juan María Bordaberry y una cúpula de militares.

“Pasaron 30 años de democracia y la verdad sigue ausente; solo se han encontrado los restos de cuatro compañeros desaparecidos en Uruguay y sus asesinatos y desapariciones permanecen impunes” señala el comunicado de la organización apuntando contra el Ministerio de Defensa, particularmente, en donde subrayan que desde esa cartera ha habido pronunciamientos que lesionan y en nada colaboran; pero también la Justicia tiene una enorme deuda con la sociedad”. “Sin el esclarecimiento de todos los delitos de lesa humanidad, no se construye una Democracia duradera”, afirman. Recuerdan que “en esta búsqueda de verdad y justicia han quedado muchos familiares por el camino, sin saber el destino de sus seres queridos” pero anuncian que “siempre habrá nuevas generaciones de familiares, amigos y compañeros de los desaparecidos reclamando por ellos, exigiendo verdad, justicia y nunca más”.

Los hechos

En la madrugada del 27 de junio de 1973 el entonces mandatario dictaminó la disolución de las dos cámaras del Poder Legislativo y el cercenamiento de las libertades individuales con el argumento que el sistema político había amparado la acción “delictiva contra la Patria, coaligada con la complacencia de grupos políticos sin sentido nacional, se halla inserta en las propias instituciones, para así presentarse encubierta como una actividad formalmente legal” dijo en un discurso por cadena de radio y televisión.

Bordaberry disolvió entonces la actividad parlamentaria con el apoyo de las Fuerzas Armadas, anunció la creación de un Consejo de Estado con funciones legislativas, constituyentes y de contralor administrativo, restringió la libertad de pensamiento, prohibió la actividad partidaria, censuró ediciones de la prensa y facultó a las fuerzas armadas y policiales a asegurar la prestación interrumpida de los servicios públicos.

En ese discurso por cadena de radio y televisión Bordaberry dijo que “afirmo (…) nuestra profunda vocación democrática y nuestra adhesión sin reticencias al sistema de organización política y social que rige la convivencia de los uruguayos. Y va con ellos entonces el rechazo a toda ideología de origen marxista que intente aprovechar de la generosidad de nuestra democracia, para presentarse como doctrina salvadora y terminar como instrumento de opresión totalitaria”.

En respuesta al golpe de Estado, en la misma madrugada del 27 de junio en que se concreta el golpe, el secretariado de la Convención Nacional de Trabajadores, la CNT inició la huelga general más larga en la historia del país durante 15 días. Fue en el local del sindicato del vidrio, junto a la exfábrica Codarvi, en La Teja, que se organizó la huelga.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.