Preocupación. En el Poder Ejecutivo comenzó a tomar fuerza la posibilidad de revisar la ley aprobada en 1998 y modificada por decreto en 2007 y 2012Retiro de firmas lácteas: gobierno evalúa ajustes a ley de inversiones

El gobierno no descarta revisar la ley de promoción de inversiones y sus dos decretos modificatorios ante el escenario que en los últimos meses se viene registrando en el país y en determinadas industrias que arrastraron a la actual situación social de conflictividad laboral.

La devolución de exoneraciones impositivas por parte de las empresas que eventualmente opten por abandonar el proyecto inversor, sería una de las medidas que el gobierno estaría estudiando aplicar al amparo de la ley de promoción de inversiones.

El diputado Alfredo Asti, del Frente Amplio, dijo a LA REPÚBLICA que el régimen de inversiones “es muy dinámico” y que “la ley (de promoción de inversiones) debería revisarse en función de las necesidades que tiene el país”.

El legislador destacó sin embargo que los indicadores de inversiones registrados en el pasado mes de mayo señalan que en el país hubo ingresos por unos 270 millones de dólares de inversiones que se promovieron pero que mayormente correspondieron a proyectos de micro, pequeñas y medianas empresas. Un 37% de esas inversiones correspondieron a micro y pequeñas empresas. Un 39% a las consideradas medianas empresas “y sólo un 24% correspondieron a proyectos de inversión de grandes empresas”, subrayó Asti.

“Si el destino de la ley de inversiones es la generación de empleo o la innovación, habría que adaptarla a las necesidades actuales del país” sostuvo, agregando que “hoy, por ejemplo, sería bueno que vinieran empresas del rubro lácteo” en función de los cierres de las empresas lácteas Ecolat y Schreiber Foods que, en menos de cuatro meses, dejaron a más de 600 trabajadores uruguayos sin empleo desatando un conflicto laboral que aún sigue sin solución definitiva.

El presidente Tabaré Vázquez sentenció en el último Consejo de Ministros abierto que se llevó a cabo en la ciudad de Dolores, Soriano, que consideraba “inconcebible” que una industria láctea como Ecolat, “en un país productor de calidad en el tema lácteo, tenga parada una fábrica de este tipo. Hay que pedirle a esta empresa que se expida sobre qué es lo que va a hacer con esta industria. Si va a seguir o si no va a seguir, y que lo haga a la brevedad para tomar las medidas pertinentes”.

Ante este panorama productivo, en el seno del Poder Ejecutivo comenzó a tomar fuerza la posibilidad de revisar el decreto de la ley de promoción inversiones. Esta ley data del año 1998 y en los años 2007 y 2012 registró cambios a través de decretos presidenciales.

“La ley y sus decretos debería revisarse en función de cómo ha cambiado el país porque sus necesidades no son las mismas”, consideró el diputado Asti, recordando que en el año 2012 “los parámetros para las inversiones eran diferentes en función de las exigencias para los intereses nacionales, como la creación de empleos de calidad, mejoras en la producción  e innovación”.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, consultado por LA REPÚBLICA dio a entender que hasta el próximo lunes, día en que sesionará el Consejo de Ministros, “no habrá novedades” en cuanto a este tema y a otros relacionados al ámbito laboral (ver recuadro).

“Lo que sí queremos destacar es que preocupa –y el gobierno está analizando la situación–, es que los dos cierres (de las empresas lácteas) se produjeron en grandes empresas internacionales como Ecolat y Schreiber, que han decidido por su cuenta retirarse del país” dijo días atrás a la prensa, adelantando que desde el gobierno “haremos algunos anuncios al respecto”.

Al retiro de las dos firmas lácteas se suma también el conflicto desatado por la detención en las obras de la regasificadora de Sayago. El miércoles, una decena de trabajadores de la empresa constructora OAS, responsable de la obra, se encadenó a la entrada de las oficinas de la empresa en el complejo del World Trade Center en reclamo de adeudos salariales.

La empresa GNLS conformado por GDF-Suez y la japonesa Marubeni, encargada de la puesta en funcionamiento de la regasificadora, aseguran que se cumplió con el acuerdo laboral con el MTSS y los trabajadores.

Las empresas que se acojan a la ley de promoción de inversiones pasan a obtener una serie de beneficios automáticos como la exoneración del Impuesto al Patrimonio (IP) de los bienes muebles destinados directamente al ciclo productivo y de los equipos para el procesamiento electrónico de datos; la exoneración del IVA y del Impuesto Específico Interno (Imesi) correspondientes a la importación; la devolución del IVA incluido en las compras en plaza de los bienes muebles destinados al ciclo productivo y equipos para el procesamiento electrónico de datos.

Por otro lado, el Poder Ejecutivo tiene la facultad de exonerar del IP ante mejoras fijas afectadas a las actividades industriales y agropecuarias; a los bienes inmateriales como marcas, patentes, modelos industriales, privilegios, derechos de autor, valores llave, nombres comerciales y concesiones otorgadas para la prospección, cultivos, extracción o explotación de recursos naturales.

EL DATO

Consejos de Salarios

En la sesión pasada para el próximo lunes del gabinete ministerial, el Poder Ejecutivo resolverá cuál será el parámetro básico de las inminentes negociaciones de los consejos de salarios en el sector privado.

Si bien ya existe un borrador primario sobre este lineamiento, el ministro de Trabajo Ernesto Murro dijo que será en el gabinete y con las directivas del presidente Tabaré Vázquez que se establecerá el marco de negociación

Ellos “tendrán la última palabra para determinar y resolver los lineamientos que el Poder Ejecutivo llevará a las mesas de negociación” señaló el ministro que confirmó a este diario que en la primera quincena de julio comenzarán a instalarse los 52 grupos y subgrupos de negociación colectiva del sector privado previstos para este 2015.

¿SABÍA QUE?

Un gigante del queso en crema

Schreiber Foods es la industria láctea que resolvió abandonar su proyecto de inversión en nuestro país.

Emplea a más de 7.000 personas en todo el mundo y es el segundo productor de queso en crema y uno de los más grandes productores de yogurt en Estados Unidos. La compañía pasó a propiedad de los empleados en 1999.

Su área de acción era la distribución  de queso natural, procesado, en crema y yogur. Registró ventas por más de 5.000 millones de dólares en su último período y, según la revista especializada Forbes, está ubicada en el puesto 84  de las compañías lácteas

Schreiber Foods fue fundada en 1945. Desde entonces se ha expandido por varias ciudades de EEUU, además de tener filiales en Austria, Brasil, Alemania, India, México, Portugal, España, Bulgaria, República Checa y Eslovaquia. En Uruguay acaban de cerrar su producción.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.