Engaño. Le manifestaron que eran policías para que abriera la puertaHombre herido de un disparo durante copamiento a su casa

El morador de una vivienda fue herido de un balazo cuando tres individuos coparon su domicilio. Lo engañaron para que abriera la puerta ya que uno de los maleantes se hizo pasar por funcionario policial. Mientras tanto una pareja de comerciantes fue lesionada al resistir una rapiña a su comercio. Los responsables de ambos casos se encuentran prófugos.

El primero de los hechos se registró en una casa situada en Los Tangerinos y José Belloni. Allí se domicilia J.B., de 56 años de edad. Se encontraba sólo en su vivienda cuando escuchó que llamaban y antes de abrir preguntó quién era. Del otro lado de la puerta, un sujeto le manifestó que eran policías y entonces consiguió engañarlo.

Cuando salió de la casa, tenía a su frente a tres individuos armados que lo agredieron y uno de ellos le efectuó un disparo que lo hirió en la pierna derecha. Los delincuentes registraron el inmueble y luego escaparon.

El hombre logró solicitar ayuda y fue auxiliado por un vecino quien procedió a trasladarlo hasta una policlínica. Efectivos de la Zona 3 de Jefatura recibieron la denuncia y al parecer los delincuentes fugaron en un auto.

Poco después de este hecho y también en la zona de Piedras Blancas se produjo otro violento atraco del cual fue víctima un matrimonio. Se trata de una pareja de comerciantes que tiene a su cargo un almacén situado en Aparicio Saravia y Baltimore.

El hombre de 42 años y ella de 37 se encontraban en el negocio cuando ingresó un individuo armado con revólver mientras que otro quedó en el exterior del establecimiento. El delincuente exigió el dinero y atacó al comerciante a quien le aplicó culatazos en la cabeza. Su esposa al ver la situación y temiendo por la vida de su cónyuge, tomó una cuchilla y salió en defensa de aquel, pero el maleante logró desarmarla y finalmente optó por darse a la fuga sin concretar el ilícito.

Los comerciantes fueron asistidos ya que el hombre sufrió traumatismos y la mujer resultó con cortes en una mano. Los funcionarios de la Zona 3 realizaron diversos procedimientos pero no ubicaron al peligroso delincuente ni a su cómplice.

Este último hecho como el copamiento perpetrado en una casa de Los Tangerinos se encuentran impunes pero los investigadores sostienen que poseen pistas que permitirían llegar al esclarecimiento de ambos casos.

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.