Piden antecedentes en España e ItaliaJueza ordenó investigar cuentas bancarias

“Es una causa abierta y esta semana a nivel judicial se sigue con las diligencias dispuestas por la jueza sin perjuicio de que puedan volver a citarse a ya indagados o procesados y sin perjuicio de que, según los datos que arrojen estas nuevas acciones, se puedan disponer nuevas investigaciones”, dijo una fuente judicial a LA REPÚBLICA.

Entre estas nuevas acciones para el caso del secuestro de Milvana Salomone, se encuentran las dispuestas para el ya procesado M.C.F.C., que a través del Banco Central de Uruguay se informará a la Justicia sobre cuentas bancarias del imputado, sus montos y los últimos movimientos en esas cuentas.

Aún se desconoce el paradero de 50 mil de los 300 mil dólares que se pagaron por el rescate. Cabe recordar que la Justicia tiene registros fotográficos de toda la numeración de los billetes que se entregaron a la banda de secuestradores, y por ende es muy fácil reconocerlos.

M.C. F. C. tiene 72 años y es esposo de la hermana de Pedro Ignacio Leone Echart, uno de los cabecillas de la banda, ya en la cárcel, y fue procesado en este caso por receptación. M.C.F. C. también tiene un procesamiento en Europa por narcotráfico y sobre él la magistrada actuante, Dolores Sánchez, pidió información a Interpol.

M. C. F. C. vivía en Punta Gorda en la casa que durante un tiempo vivió Leone, cuando llegó a Uruguay en 2013. Era propietario de cuatro taxis, hasta que se jubiló y fue convencido por Leone para que integrara la banda. La Policía comprobó su vinculación al intervenir llamadas y luego se lo vio realizar contactos entre otros integrantes. Fue a buscar el dinero escondido en un depósito de M., un ex boxeador.

Cuando la retiraron, de la mochila ya faltaban los 50 mil dólares y además recibió en ese momento, de parte de su cuñado, Leone, 20 mil pesos para irse a Argentina y un sobre de dinero de parte de Gustavo Marcelo Lepere Mederos, para que le llevara a su esposa. Ese sobre de dinero fue recuperado cuando M.C. F. C. fue detenido el mismo día que Salomone fue liberada.

“Comunicaciones telefónicas pudieron determinar que el 15/06/2015 P. llamó a F. para ir a buscar la “tagui a lo del púgil”, según el auto de procesamiento.

“Luego, vuelve a llamar y combinan encontrarse en el bar de Bica. Dice F. que efectivamente se encontró con su cuñado, quien según sus dichos y los de la hermana de aquel le prestó $ 20.000 para irse a Buenos Aires”, dice el documento judicial.

El 16 de junio, un día antes de liberar a Salomone, Leone llamó a F.. “Le dice que necesita verlo en 15 minutos en lo de siempre y este le pregunta: ¿está todo bien? Y le dice: “no”.

Los funcionarios policiales que se encontraban en las inmediaciones lo ven salir de su domicilio en casa Guayaquil y dirigirse hacia el Bar Bica, allí ascendió L. y juntos se dirigieron al depósito de Hipólito Irigoyen donde ingresaron y fueron atendidos por M. y desde allí retiraron la mochila conteniendo el dinero, con el faltante de US$ 50.000”, consignó la jueza en el auto de procesamiento.

M.C.F.C. se hizo ciudadano español en 2004. Fue detenido en España, junto a siete personas más, cuando tenía 53 años como el responsable de una organización dedicada a la venta y distribución de cocaína.

Luego de purgar pena por narcotráfico, regresó a Uruguay y compró cuatro taxis y se mantuvo en el sector hasta que se jubiló.

Por su parte el ministro de Interior, Eduardo Bonomi, dijo ayer en rueda de prensa que “la Policía es auxiliar de la Justicia y si la Justicia entiende que hay que seguir investigando así lo hará”, dijo el ministro que fue reacio en contestar otras preguntas sobre el caso apuntando que “está todo bajo investigación” y que no realizará declaraciones mientras tanto.

Situación judicial de Leone en Europa y citación a policías

Otras actuaciones que libró la jueza y que ya están en curso son un pedido a Interpol para establecer cuál es la situación judicial de Leone en España e Italia. Asimismo esta semana pasarán por el despacho de la jueza los policías que participaron de la persecución y tiroteo con los secuestradores y quienes intervinieron en el control policial que identificó a Lepere en el auto Ford Escort.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.