InseguridadOtro “secuestro express” vinculado al fútbol en Argentina

El padre de Carlos Tévez y el futbolista de Banfield Ricardo Noir fueron las más recientes víctimas. Esta vez le tocó al jugador de Independiente Daniel Montenegro, a su mujer y sus tres hijos. Hace pocas horas detuvieron a los presuntos autores del secuestro del papá del “apache”.

0

El “secuestro express” hace varios años que viene siendo implementado por delincuentes en la Argentina. Los principales blancos son personalidades mediáticas como lo pueden ser figuras vinculadas a la política, la farándula, al deporte, entre otros.

El 29 de julio pasado, el padre del jugador de la Juventus Carlos Tévez fue interceptado en su auto primero, y luego secuestrado por dos delincuentes, quienes lo tuvieron cautivo por varias horas. Tras gestionar a través de un teléfono público el monto de dinero que debía abonar la familia por su rescate, el hombre fue liberado sano y salvo.

Lo mismo sucedió con Ricardo “Tito” Noir el pasado 4 de agosto. El futbolista surgido de las inferiores de Boca Juniors y que actualmente juega para Banfield fue víctima de un atraco por parte de tres delincuentes, que se metieron a su auto para golpearlo, insultarlo, y obligarlo a conducir hasta la casa de su representante. Cuando llegaron, los delincuentes desvalijaron la casa y fugaron.

La última víctima fue Daniel Montenegro, capitán de Independiente de Avellaneda. El hecho ocurrió el lunes por la noche, cuando acompañado de su esposa y sus tres hijos manejaba su camioneta por las inmediaciones del barrio bonaerense Morón, cuando fue interceptado por otro vehículo en el que viajaban varios encapuchados.

Dos de ellos se subieron al auto del “Rolfi” y luego de robar las pertenencias de la familia, escaparon y los dejaron encerrados en la camioneta, sin las llaves, cerca de la zona de la reconocida villa “Fuerte Apache”. No hubo que lamentar heridos, pero sí un susto.

Les “pincharon” los teléfonos

Tres hombres y una mujer fueron detenidos por estar presuntamente vinculados de forma directa al secuestro ocurrido el 29 de julio pasado, que tuvo como víctima al padre de Carlos Tévez. Agentes de la Jefatura Departamental y del Grupo Halcón trabajaron en varios allanamientos y detuvieron a los cuatro sospechosos.

Dos de los sospechosos son de nacionalidad paraguaya;  un joven de 24 años, quien cayó mediante cruces telefónicos, y la mujer tiene 27 años. La Policía requisó igualmente los teléfonos celulares desde los que se hicieron las llamadas a la familia Tévez.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.